Intriga: En las redes de las sospechas y del sentido común

miércoles, 11 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con excelentes actuaciones y un guion fenomenal, la cinta Intriga (Prisoners, EU-2013), de Denis Villenueve, nos recuerda que la impotencia y desesperación de sentirse atrapado, no siempre tiene que ver con el hecho de estar confinados en un espacio físico. También podemos quedar arrinconados por nuestras pasiones, lo cual puede traer consecuencias devastadoras. Un día cualquiera para la familia Dover se convertirá en un infierno cuando su hija desaparece, junto con la hija de los Birch, prácticamente sin dejar huella. Un tsunami emocional cae sobre estos personajes, quienes sólo saben que poco antes de que sus hijas desaparecieran, una Van estaba estacionada en la calle. Las cosas se agravan cuando la policía identifica al vehículo y detiene a un sospechoso llamado Alex Jones (Paul Dano), un sujeto con un IQ tan bajo que le impide funcionar en sociedad. ¿Por qué se agravan? Porque el detective Loki (Jack Gylllenhaal) no encuentra indicios de que el sospechoso sea culpable y debe dejarlo en libertad. Para Keller Dover (Hugh Jackman), uno de los padres afectados, el sujeto sí es el culpable y no estará dispuesto a que las cosas se queden así. Por su parte, Loki continuará en la búsqueda de las piezas faltantes. Conforme pasa la cinta vemos la descomposición de sujetos convencionales y la exposición de diversas pasiones, en su mayoría negativas y hasta monstruosas. Esta magnífica historia de suspenso entretiene, y en paralelo nos confronta con un mundo controlado por nuestras emociones, que amenaza con desbordarse y cuya única medida de contención parece ser el cumplimiento de la ley, donde el fin nunca justifica los medios. ap/

Comentarios