Documental de Café Tacvba, "retrato de la creatividad del grupo": Allen

martes, 24 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).-  Los integrantes del popular grupo de rock alternativo mexicano Café Tacvba buscaron que el proceso de grabación de su más reciente álbum, El objeto antes llamado disco, fuera llevado a la pantalla grande. Para ello escogieron al cineasta inglés Gregory Allen; el documental será exhibido en las salas el próximo año y también  pasará a DVD. Con el título El objeto antes llamado disco, la película, se muestra el proceso creativo de Rubén Albarrán (voz principal y guitarra), Emmanuel Meme del Real Díaz (teclado, piano, guitarra, melódica y voz), José Alfredo Joselo Rangel Arroyo (guitarra y voz), y Enrique Quique Rangel Arroyo (bajo, contrabajo eléctrico y voz), ante un reducido público, mientras grababan sus nuevas composiciones bajo la dirección del célebre argentino Gustavo Santaolalla, también compositor, músico y productor musical, además ganador de dos Óscar. Allen ubica al filme como una “película álbum porque combina la parte musical con las ideas filosóficas de los miembros de la banda y material visual con tintes poéticos, que culmina en un retrato verdaderamente íntimo del proceso creativo de Café Tacvba”. El responsable de  El objeto antes llamado disco, la película, estrenada en la segunda edición del Festival Internacional de Cine de Los Cabos, a mediados de noviembre pasado, confiesa que fue muy novedoso y difícil realizar sesiones con público, aunque era un número muy pequeño de personas: “Son dos diferentes audios, uno para la grabación del disco, y dos el sonido en vivo de los instrumentos y voces del grupo. Además se estuvo en un espacio cerrado, donde las personas que asistieron de repente hablaban, pero no era un concierto como tal. A final de cuentas fue una relación a secas con una audiencia de todo tipo, profesionales de la industria hasta fans.” --¿Qué reto implicó el documental? --Retratar el proceso creativo es muy serio, interesante y dinámico. No fue fácil. Debimos conocer con más profundidad de dónde vienen las canciones y la música. Se le comenta que hay escenas en blanco y negro mostrando gente del pueblo trabajando y los tacvbos salen a color, y explica en entrevista que “estuvo buscando metáforas, por eso sale un señor que labora con un martillo, entre otras personas, para representar los pensamientos y filosofías del grupo y la música del conjunto. Cada cosa tiene su propio sonido, su forma y pensamiento”. --¿Qué tan complicado fue combinar en la película el blanco y negro con el color?, ¿sabía qué iba a resultar? --Obviamente no sabíamos que iba a pasar, pero nos arriesgamos a realizar el experimento. Todo lo de afuera del escenario lo grabamos en blanco y negro desde un principio, entonces, en la edición se fue así, no había ya otra forma. A esas tomas no se les puede poner ya color, no. Tienen su propia vida. “Cuando empezamos a editar fue increíble lo que estaba pasando entre el blanco y negro y a color. No me causó un shock. No se veía mal, al contrario, muy bien. Como que se entra a otro estado de percepción cuando se ve el blanco y negro.” Cuando Café Tacvba le propuso rodar el documental, pensó que era una “gran oportunidad” de retratar a estos músicos: “Nunca había hecho eso. Qué mejor trabajo que éste. Era una muy buena posibilidad de experiencia como cineasta. En algunas canciones, nos acercamos dos centímetros al rostro de Rubén y estuvimos en el momento que este cantante realiza su ceremonia espiritual antes de empezar la grabación. “La responsabilidad de retratar bien al grupo fue nuestro trabajo.”

Filmó el documental en Argentina, Chile, Estados Unidos y México.

--¿Influyó Santaolalla en su documental? y ¿cómo fue trabajar con él?

--Todo fue paso a paso. Al principio, cuando pones una cámara de cine delante de una persona, ésta cambia. Pero con Santaolalla hay cámaras

alrededor de él todo el tiempo y entiende este proceso. Pero si estaba complicado aceptarnos desde el principio, dijo: “Ah, otros documentalistas”. Es un hombre impresionantemente, talentoso y lindo, pero con un carácter fuerte. Llegando a Los Ángeles, California, estuvimos conviviendo más. Ya éramos parte del equipo, con otro instrumento más, la cámara. --¿En la edición del documental participaron los tacvbos? --No, trabajamos todos los del documental totalmente libres. Al terminar la edición hubo unos comentarios de ellos, pero dejaron que hiciéramos nuestro trabajo, no hubo cambios. Cuando vieron la película, estaban encantados y emocionados. --¿Qué opina que Café Tacvba quiso que se grabara un documental de sus trabajo creativo? --Fue buena idea, obvio tienen una gran cantidad de fans que desean ver este filme. Son muy famosos porque son naturales, humildes y les gusta lo que hacen. Allan, grabó tres meses de viajes, la edición la realizó en cinco meses y luego sólo realizó correcciones. En toral fue un año de trabajo. El director radica en México desde hace dos décadas. Ha producido, dirigido, fotografiado y editado numerosos documentales, videos musicales, largometrajes y cortos noticiosos, y fue editor y postproductor del largometraje Hecho en México (2012).   Rubén y “Quique” Rubén Albarrán y Enrique Quique Rangel Arroyo expresan en entrevista que cuando grababan su disco no los influyó ni intimido, en nada la cámara de cine de Gregory Allen. Quique recuerda cuando José Manuel Cravioto y Ernesto Contreras hicieron el primer documental sobre Café Tacvba, llamado Seguir siendo: “Ellos nos acompañaron a algunos de nuestros viajes de una gira, y pensaba que su cámara nos iba a invadir nuestra privacidad, pero me di cuenta que no. “Bueno, depende de cómo esa persona maneje la cámara y el criterio que utiliza para no ser invasivo, y el trato personal día con día también te acerca. Bueno, también hay diferentes formas de acercarse, A Gregory no lo veo como un documentalista sino como un fotógrafo artístico. Y siempre estuvo con nosotros sin figurar ni estorbar, era como si no estuviera allí.” Rubén manifiesta que con Allen se sintieron  en confianza y protegidos “Además siempre tuvimos claro que lo que queríamos para el documental era nuestro proceso creativo y no nuestra vida privada. El concepto era abrir ese espacio íntimo de la creación y compartirlo, eso fue sencillo y disfrutable.” Quique platica su experiencia durante la grabación del disco y el documental: “Estar en la grabación con público, le quito el peso a ese momento de pensar que se grababa el disco y la película, pero tampoco estaba pensando en el público, mee entregué a una presentación ante la gente, y las sesiones fueron relajadas.” Al preguntar cómo fue ser dirigidos por el argentino Santaolalla, Rubén interviene: “Bueno, nosotros llevamos una historia con Gustavo, no es el primer trabajo que realizamos con él, nos ha acompañado desde un principio en nuestra carrera discográfica. La forma en que concebimos este disco es que debía ser gozoso, disfrutable y eso involucraba el que nos reuniéramos con nuestra familia, y Gustavo es de nuestras familia. A través de estos 24 años hemos tenido desencuentros con él, diferencias creativas, y hemos aprendido unos de otros.” --Según su visión, ¿qué aporta este filme? --Que el arte se abra, que pierda su aura de especial, de decir yo soy el artista, todos somos artistas, el arte no es algo lejano, es algo con lo que vivimos a diario y el arte es un instrumento. Este documental no es un objeto para lucirnos, ni un instrumento utilitario, no, o para fines personales. El arte  es el que nos puede salvar en este momento, es el que nos puede abrir nuestra mente, nuestra conciencia, a otras posibilidades, a otras visiones, a otras formas de organizarnos. Rubén continúa: “A fin de cuentas es lo que necesitamos como mexicanos. Debemos darnos cuenta que tendremos que organizarnos de otra forma, más artística, mucho más amorosa, mucho más libre. Tenemos demasiado peso en nuestros hombros, lo cual no nos permite movernos con facilidad y ni ver otras posibilidades de vida.”            Quique cierra: “Coincido con esa visión de Rubén. Hay otros caminos en Café Tacvba. Nos permitimos conocer otras vías, no nos suscribimos a estructuras planteadas anteriormente, sólo porque fueron planteadas anteriormente.”

Comentarios