Hallan escultura de Huehuetéotl en cúspide de la Pirámide del Sol

martes, 12 de febrero de 2013

MÉXICO, D.F. (apro).- Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizaron hoy uno de los hallazgos más importantes en el complejo de las pirámides de Teotihuacán, Estado de México.

En la cúspide de la Pirámide del Sol, a 66 metros de altura, y en el interior de una fosa de cuatro metros de ancho, 17 de largo y cinco de profundidad, que probablemente data de finales del siglo V o inicios del VI de nuestra era, encontraron la escultura más grande del Huehuetéotl, dios viejo o del fuego.

También se hallaron dos estelas completas de piedra verde y el fragmento de otra, las cuales debieron decorar hace mil 500 años el templo que coronaba esta edificación, según dio a conocer el INAH.

En un comunicado, la dependencia añadió:

“El templo, que existió en la parte más alta de la pirámide, fue destruido por los propios teotihuacanos en ese periodo, pero algunos elementos arquitectónicos se dejaron en el lugar, pues su interés era otro (…). Se considera que la fosa fue excavada en tiempos prehispánicos para recuperar la ofrenda principal de la construcción, en un acto de desacralización y repartir su contenido en otros edificios públicos de la antigua ciudad”.

Se cree, añade el comunicado, que con el paso del tiempo, las piezas cayeron dentro de la oquedad y permanecieron en el lugar durante siglos.

Comentarios