Fallece a los 89 años el actor Joaquín Cordero

martes, 19 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El primer actor Joaquín Cordero falleció a los 89 años por un paro respiratorio luego de una embolia que sufrió a principios de este mes. Su esposa Alma Guzmán murió en julio de 2012 y desde entonces decayó Cordero. Silvia Pinal estuvo a su lado. “Yo conviví con él pero no pensé que se fuera a ir tan pronto”, dice la también primera actriz. La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) lamentó el fallecimiento y recordó en un comunicado que Cordero era miembro honorario de esta agrupación y hacia 1951 ganó el Ariel a mejor coactuación masculina por Las dos huerfanitas (1950), de Roberto Rodríguez, con Evita Muñoz y María Eugenia Llamas. Apenas en diciembre de 2012, la Asociación Nacional de Actores (ANDA) realizó un reconocimiento al artista por sus 75 años de carrera con un homenaje y la entrega de una medalla. Nacido el 16 de agosto de 1923 en Puebla de Zaragoza, Puebla, inició en el cine con El corsario negro (1944), de Chano Urueta, donde Cordero protagonizó al pirata. Quién no lo recuerda con Pepe el Toro (1952), de Ismael Rodríguez, donde encarna a un boxeador, Lalo Gallardo. Joaquín Cordero participó en alrededor de 179 largometrajes. Justo cuando surgieron a la fama María Félix, Eulalio González Piporro, Pedro Infante, Libertad Lamarque, Adalberto Martínez Resortes, Mario Moreno Cantinflas, Silvia Pinal, David Silva, los hermanos Soler (Fernando, Domingo y Julián), Germán Valdés Tin Tan, en fin, Cordero también destacó en historias de cabaret, melodramas familiares y el cine ranchero (quizá éste fue su fuerte). Entonces destacaban los directores Julio Bracho, Luis Buñuel, Fernando de Fuentes, Emilio Indio Fernández, Alejandro Galindo, Roberto Gavaldón, Ismael Rodríguez y sus hermanos, así como Miguel Zacarías, entre otros. Pero con la llegada de la televisión empezó una crisis del cine nacional, además, éste se enfrentaba a la pantalla de color. A finales de los años cincuenta, la crisis del cine mexicano no era sólo palpable para quienes conocían sus problemas económicos: la delataba el tono mismo de un cine cansado, rutinario y vulgar, carente de inventiva e imaginación, según escribió Emilio García Riera, historiador e investigador de la cinematografía nacional. Hasta que en los años sesenta la época del cine mexicano quedó en la historia. Entonces, Cordero trabajó en la pantalla chica. Sus últimos años los dedicó a las telenovelas con Televisa. Reacciones en Twitter Las reacciones en las redes sociales sobre el fallecimiento del actor de la época de oro del cine mexicano no se hicieron esperar. El actor Gael García Bernal escribió: “Lamento mucho el fallecimiento de nuestro compañero Joaquín Cordero. Abrazos sentidos a su familia.” La cantante Lucero también transmitió sus condolencias: “Que en paz descanse mi admirado Joaquín Cordero… señor adorable con quien compartí en la pantalla chica. Un abrazo a sus hijos y familia.” La intérprete de Pandora, Isabel Lascurain, también extendió sus sentimientos a la familia Cordero, “a quien quise tanto. Buen viaje tío Joaquín”. La actriz Angélica Vale señaló: “Todo mi cariño a la familia del señor Joaquín Cordero. Lo vamos a extrañar mucho. Se nos fue un gran actor.” Lucía Méndez sólo recordó: “Las fotonovelas parte de mi trabajo con este gran actor.” Y cientos de personas, seguidores del artista, reenviaron la nota del fallecimiento de Cordero en su casa, así como de la llegada de sus restos a la funeraria Gayosso de Félix Cuevas.

Comentarios