Roban obra del arquitecto Ricardo Flores Villasana

martes, 12 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con tristeza y preocupación, las hijas del arquitecto Ricardo Flores Villasana (1925-2004) denunciaron el robo del archivo personal del académico, y dado que gran parte estaba sin catalogar, la cuantificación de la obra resultará tarea difícil. Acuarela, serigrafía, gráfica a mano alzada, perspectivas de paisajes, escultura, planos, e incluso obra de su biblioteca como textos de investigación, incalculable aún, además de objetos como computadoras, lámparas y electrodomésticos, fueron robados de su casa-estudio en Tlalpan. Marisa Flores Pacheco, hija del arquitecto, explicó a Apro vía telefónica: “No tenemos un número general sobre la obra de mi papá que era lo que más importaba, puesto que no estaba catalogada; iniciábamos con alguna que formó parte de una exposición en Bellas Artes el año pasado, y nos es difícil cuantificar puesto que mucha no era mostrada.” Parte de las piezas robadas fueron expuestas en julio anterior en el Museo Nacional de Arquitectura del Palacio de Bellas Artes bajo el título de Laberynthus… un proceso arquitectónico, y curada tanto por Marisa como por su hermana Cecilia Flores Pacheco; parte de la pérdida son algunos originales nunca expuestos. La denuncia fue interpuesta en la Fiscalía de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) de la delegación Tlalpan, con el número de averiguación previa FTL/TLP 3/T3/00656/1303. Ricardo Flores Villasana fue catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante 54 años y compañero en secundaria del periodista y fundador de Proceso Julio Scherer, según contó Marisa Flores. Luego explicó sobre la postura que la familia tomó después de conocer del robo: “Nosotros nos dimos cuenta el viernes, pero en realidad no sabemos cuántos días antes sucedió. Estábamos en el inicio de una catalogación que se pensó a raíz de la exposición con miras a una donación al archivo de la UNAM, situación que ahora se complica. Hemos estado en contacto con el Instituto Nacional de Bellas Artes que al parecer ya boletinó para que galerías, museos y universidades estén al tanto por si les ofrecen obras, aunque sería muy obvio y muy raro, pues él no era un artista plástico y sus piezas nunca llegaron a la venta.” Explicó que el arquitecto acostumbraba regalar piezas artísticas a sus conocidos, amigos y familiares, y que los que conocían su obra personal era sólo por invitación de él. “Sería fácil darse cuenta cuando alguien la vendiera, y nos da miedo que esta denuncia haga que se pierda y se olvide su obra, que por temor de la denuncia y lo que los medios han informado, la tiren o la olviden guardada, sería un pena”, dice al finalizar el tema. La ficha técnica de la UNAM señala sobre Flores Villasana: “Maestro y doctor en Arquitectura por la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México. Su trabajo profesional lo realizó como diseñador y arquitecto principalmente, siendo relevantes las actividades dedicadas a los textiles, a la fotografía, los muebles, el diseño de carteles, símbolos, papelería y otros temas de la gráfica. Sumó más de cincuenta años de trabajo académico, en los cuales ha sabido combinar, de manera excelente, su desarrollo como investigador y como profesor universitario. “Su trayectoria académica inició impartiendo el Taller de Proyectos de Arquitectura y, posteriormente tomó a su cargo el Taller de Expresión. Estos talleres se han distinguido no sólo por su calidad, sino, también, por el interés que demostró por sistematizar el proceso de enseñanza-aprendizaje en el diseño arquitectónico. Fue distinguido con el Premio Universidad Nacional 2002, en Arquitectura y Diseño”.  

Comentarios