¿Comienza el declive de Pixar?

martes, 19 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Desde que Pixar lanzó la película Valiente, en la que una princesa se rehúsa a convertirse en una princesa de cuento de hadas, pero no deja de ser princesa --lo cual es algo muy confuso porque de alguna manera la protagonista sigue buscando a su “príncipe azul”--, la cartelera infantil luce sumamente aburrida, al menos hasta que salga la nueva película de Pixar, Monsters University. Bueno, y eso quién sabe, porque Valiente en su revisión del típico cuento de princesas de Disney, dejó mucho que desear… Y bueno, Cars 2 tampoco fue algo memorable. Si Monsters University no está a la altura de las grandes cintas de Pixar, habrá que pensar que luego de 15 años la compañía necesita reinventarse. Y es que fuera de algunas excepciones (quizá La era del hielo), después de las películas de Pixar prácticamente no ha habido nada relevante. ¿Y si se acaba Pixar, con qué nos quedamos? ¿Con La era del hielo 10 ó con películas de Dreamworks, un estudio que lo mejor que ha hecho es la primera de Shrek? Este fin de semana se estrena la cinta Los Croods, acerca de una familia de cavernícolas cuya vida se ve trastocada cuando tienen que viajar a un mundo fantástico. La trama y el nombre de la familia no se ven tan atractivos; lo único que puede resultar atractivo son sus paisajes de coloridos, una delicia visual pero nada más. Fuera de las grandes producciones de Pixar, otra cosa que ha llamado la atención es el corto animado de John Kahrs, Paperman, ganador del Oscar por mejor cortometraje animado. Dicha cinta podría marcar una tendencia en la animación en los próximos años por dos razones: primero, porque combina las técnicas de 3D con la animación tradicional, lo cual le da un look retro y al mismo tiempo novedoso, y segundo, por su historia sencilla, prácticamente muda, capaz de conmover a más no poder (como el corto que vemos al inicio de Up), pero con cierto grado de abstracción. ¿Existe la posibilidad de que, por un tiempo, las grandes producciones cinematográficas se enfoquen más y más en las maravillas de la cotidianidad de tal manera que ésta se vuelva al mismo tiempo un mundo incomprensible, fantástico y un poco abstracto? ¿Debemos decirle adiós por completo a mundos de monstruos, juguetes parlantes y princesas rebeldes? Podría ser… Por lo pronto, a esperar Monsters University y descubrir de qué tamaño deberá ser la reinvención de Pixar.

Comentarios