"Las sufragistas": Mujeres al poder

viernes, 8 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Coincidiendo convenientemente con el 60 aniversario del voto femenino y tras hacer su recorrido por festivales de cine (como Morelia y Guanajuato), Ana Cruz estrena ahora en cines su largometraje documental Las sufragistas, que aborda la historia de México del siglo XX. Para ello cuenta con la oaxaqueña Eufrosina Cruz como guía narrativa; originaria de Santa María Quiegolani, un poblado zapoteco que aún se rige por los “usos y costumbres”, es la candidata a Presidenta municipal en 2007, pero no se le permite llegar al cargo por el machismo de la región. Se trata de un documento histórico muy importante, construido de forma tradicional. Se conforma principalmente de entrevistas a cuadro y material de archivo. Esta revolución femenina inicia con Elvia Carrillo Puerto, la primera diputada, muchos años antes de que las mujeres tuvieran derecho al sufragio. Así pasan los años, y la lucha avanza hasta la actualidad, donde encontramos a mujeres con cargos públicos y políticos relevantes como Beatriz Paredes, Rosario Robles, Dulce María Sauri, entre otras. Incluso se incluye a algunas extranjeras de gran relevancia para el tema, como la expresidenta chilena Michelle Bachelet. Cuando le preguntaron a la directora por qué no incluyó en el filme a la excandidata a la presidencia Josefina Vázquez Mota, contestó: “Decidí sólo basarme en las mujeres que han llegado a puestos políticos, no en las que han aspirado a ellos, porque entonces serían muchas más.” Agregó además que ello podría prestarse a habladurías, porque parecería que está haciendo propaganda política, cuando no es así. No es sino hasta el periodo presidencial de Adolfo Ruiz Cortinez, como parte de una “modernización” nacional, que la mujer accede al sufragio (1953). Esta decisión es escandalosa. Se muestran en el material de “stock”, por ejemplo, los anuncios televisivos de la época asegurando que el hecho de que las mujeres empezaran a votar “no significa que abandonen su casa, su familia, ni sus deberes”. Es realmente sorprenderte darse cuenta de la velocidad con que --en algunas partes-- han avanzado las leyes a favor de la igualdad de género. Y parece inverosímil que hace tan sólo 60 años las mujeres no tenían derecho a influir en las decisiones políticas del país. A pesar de ello, en poblados alejados, aún falta un largo camino por recorrer.

Comentarios