"El diario de un loco" va a Inglaterra

martes, 2 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El monólogo Diario de un loco, sorprendente tour de force a cargo de Mario Iván Martínez adaptado al teatro de un cuento de Nikolai Gógol por su prima, la directora escénica Luly Rede, llegó al centenar de representaciones la noche del lunes 1 de abril, develando placa conmemorativa Héctor Bonilla y Patricia Reyes Espíndola, en el Centro Cultural Helénico. Al concluir la función, el primer actor Ignacio López Tarso felicitó a Mario Iván Martínez por su interpretación. El personaje de Gógol en este montaje “tiene toda la emoción, todo el dramatismo y toda la alegría”, dijo López Tarso. La obra le provocó una grata sorpresa “no porque no supiera que (usted) sea un gran actor hecho y derecho, con toda la experiencia”, añadió, sino porque López Tarso “tenía otra idea” del monólogo, al recordarlo en la interpretación de Carlos Ancira y montaje de Alejandro Jodorowsky en los años sesenta. “Esto es totalmente fresco, novedoso, extraordinario. Muy bello… Ha encontrado el mejor camino para hacerlo. Muchas gracias por esta noche, felicidades”, apuntó López Tarso. Por su parte, la productora de Diario de un loco, Margarita Isabel (primera actriz y madre de Mario Iván Martínez) envió un texto que leyó en público Luly Reda, manifestando: “Dicen que un actor es profesional a partir de que empieza a cobrar por actuar. Iván, a los siete años cobraba un peso a los vecinos por las obras que representaba, usando de telón la cortina de plástico de nuestro baño… Mi hijo se hizo perofesional a los siete, antes que yo, a los 27… Esta vocación nació de su alma…” Héctor Bonilla relató: “Es imprescindible aludir al antecedente Diario de un loco de una puesta de Alejandro Jodorowsky, protagonizado por Carlos Ancira quien obtuvo el premio más importante que ningún actor mexicano haya tenido ni tendrá, un premio mucho mejor, más importante, más serio que un Óscar, la Medalla de Actor Emérito del Teatro Arte de Moscú… Carlos Ancira llegó a hacer Gógol en español y se quedaron los rusos patidifusos, llorando, le agradecieron por hacerles ver que Gógol estaba vivo… “¿Qué pasa en esta obra de Mario Iván y de Luly? Que esto es más Gógol que la puesta de Ancira, está impregnada de humor. Yo vi la puesta de Carlos seis veces pero no tenía el humor de Gógol, aquí alternan la angustia con el humor d Gógol cosa que es particularmente dificil pero se logra; a través de Mario y Luly percibo perfectamente esa angustia y esa pluma humorística de Gógol… “Estamos ante un espléndido trabajo, primero, yo me congratulo como espectador de asistir a un trabajo redondo; segundo por el gran cariño que les tengo a ambos desde niños chiquitos, me da un inmenso gusto. El teatro es como hacer el amor y me congratulo finalmente de este rito de conmemorar esta primera etapa de una magnígica pieza Diario de un loco antes de que la lleven de gira.” Asimismo, se anunció que la obra viajará a Londres, Inglaterra, próximamente para ser representada por Mario Iván Martínez en idioma inglés. La escenografía de Diario de un loco es de Edyta Rzewuzka; iluminación, Matías Gorlero; Andrea López y Lorena Alcaraz, foto; con música original, de Omar González.

Comentarios