Llega a China la película mexicana "5 de Mayo. La batalla"

martes, 21 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La película histórica mexicana 5 de Mayo. La batalla, que participó en el mercado de la 66 edición del Festival de Cannes (Marché du Film), fue adquirida por China y otros países, según su director, Rafa Lara. El realizador, quien toma el teléfono desde Madrid, destaca que es la primera vez que un filme mexicano se vende a China: “Me siento muy contento porque creo que finalmente la película habla por sí sola, y se empiezan a ver reflejados los resultados de la propuesta. Que se quieran llevar el filme a sus cines quiere decir que funciona cinematográficamente hablando, más allá de la anécdota histórica, de la parte mexicana, y eso es el mayor orgullo que podemos tener. También se vendió a Tailandia y Canadá”. Afirma que China es uno de los mercados más protegidos y difíciles de penetrar: “Les gustó la película porque es bélica, como las que acostumbran a ver de los estadunidenses. A los chinos les gustó que fuera un largometraje oscuro, violento y épico. Les sorprendió muchísimo el tamaño de producción. Pensaron que su filmación había costado más de los 80 millones de pesos que se emplearon”. 5 de Mayo, que sólo tuvo una proyección el pasado 16 de este mes en el festival de la rivera francesa, se ubica en 1862, cuando el poderoso ejército francés de Napoleón III invade México para instaurar una monarquía junto con los conservadores mexicanos, con la finalidad de invadir Estados Unidos para unirse al Ejército Confederado del Sur en la guerra civil norteamericana. El general Ignacio Zaragoza prepara la defensa de la patria en la ciudad de Puebla al mando de un ejército inexperto, inferior en número y con menos armas. También se ve cómo surge el amor entre Juan y Citlali, dos personas del pueblo que se unen a la defensa. Lara informó que otros países quieren comprar su cinta, pero aún están en negociaciones, como Francia, nación que salió derrotada en la Batalla de Puebla (1862): “Sí hay interés de un comprador francés que le gustó la película. Se puede pensar que quizá es difícil venderla a Francia porque perdió la guerra, pero los franceses no ven con buenos ojos a Napoleón III, y más allá de eso, insisto, no ha llamado la atención el tema, llama la atención la cinta por sí misma, los valores de producción, la manufactura, la historia –pero como película más allá de la parte histórica. Como guionista y director es exactamente lo que yo buscaba, que fuera un largometraje bélico”. El pasado 3 mayo, la película se estrenó en México y Estados Unidos. A decir suyo, en México “va muy bien” ya que de las 500 copias que se proyectan en salas llevan vendidos más de tres millones de pesos, lo cual quiere decir que ha sido vista por alrededor de 700 mil espectadores. En Estados Unidos, informó, se duplicó el número de copias: “Pasó de 22 a 42 al siguiente fin de semana de estreno. En taquilla, con 22 salas, la recaudación se acercaba a los 200 mil dólares”.  

Comentarios