Otorgan a la fotógrafa Annie Leibovitz el Premio Príncipe de Asturias

jueves, 23 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La fotógrafa estadunidense Annie Leibovitz, cuyas imágenes han sido expuestas en museos y galerías de todo el mundo, entre ellas la National Portrait Gallery del Instituto Smithsonian de Washington, fue galardonada este jueves con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. El trabajo de Leibovitz, considerada la fotógrafa viva más importante del momento, se caracteriza por una cuidada y sofisticada puesta en escena, así como por una estudiada iluminación. Nacida el 2 de octubre de 1949 en Waterbury, Connecticut, la fotógrafa se impuso en las últimas votaciones del jurado a los otros dos finalistas: la agencia de fotografía Magnum y la periodista Christiane Amanpour. En los cinco años anteriores, el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades –dotado con una escultura de Joan Miró, 50 mil euros (64 mil dólares), un diploma y una insignia– recayó en el buscador Google, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman, The Royal Society, y el creador de videojuegos japonés Shigeru Miyamoto. La ganadora de este año se ha convertido en una de las fotógrafas más respetadas en los ámbitos cultural y político de Estados Unidos desde que decidió abandonar el fotoperiodismo, a principios de los 80, y centrarse en el retrato. A lo largo de su carrera, Leibovitz, quien estudió pintura en el Instituto de Arte de San Francisco y por la tarde acudía a clases de fotografía, ha retratado a mitos como Mick Jagger, Michael Jackson, Bob Dylan o Bruce Springsteen. En 1970, antes de terminar sus estudios, empezó a trabajar en la revista Rolling Stone, de la que tres años más tarde sería jefa de fotografía. En 1983, cuando sus fotografías ya habían ilustrado 142 portadas, dejó esa publicación para unirse al lanzamiento editorial de la nueva Vanity Fair, y desde 1998 también trabaja para Vogue. El Premio de Comunicación y Humanidades, al que optaban 18 candidaturas de 11 nacionalidades, es el tercero de los Premios Príncipe de Asturias en fallarse este año, tras los galardones de las Artes y de las Ciencias Sociales concedidos al cineasta austriaco Michael Haneke y a la socióloga holandesa Saskia Sassen. Dicho premio reconoce la labor de creación e investigación en el conjunto de actividades humanísticas y en lo relacionado con los medios de comunicación social que represente una aportación relevante a la cultura universal.

Comentarios