Llega a México Shen Yun, música y danza china inspiradas en lo divino

MÉXICO, D.F. (apro).- Cada vez es más famosa en todo el mundo la compañía Shen Yun, la cual revive las artes clásicas de China que estuvieron a punto de perderse, sobre todo su danza y música inspiradas en lo divino. No había actuado en México. Y su presentación el 6 y 7 de este mes en el Auditorio Nacional ha sido una novedad. Sólo queda una fecha de su presentación, este miércoles 8. Su invitado especial es el trompetista inglés Eric Robins, quien también es la primera vez que viene al país. Así, 5 mil años de civilización son recuperados por un grupo de artistas clásicos chinos radicados en Nueva York desde el 2006, bajo el nombre de Shen Yun, y en pocos años suman ya cerca de 300 creadores chinos y de otros países, todos ellos divididos en tres agrupaciones de danza y tres orquestas que salen de gira a diferentes países. Según la empresa artística, a China se le conocía como Shen Yun (La tierra de lo divino): “Describe una tierra en la que los mortales coexistieron con divinidades, y la creencia de que los dioses transmitieron una valiosa cultura a la gente”, se lee en el comunicado que durante los años sesenta el régimen comunista consideró a los valores tradicionales chinos (centrados en la idea de la armonía entre el Cielo y la Tierra) como una amenaza a su existencia. Y en sus campañas sistemáticas, como la Revolución Cultural, desarraigó las creencias tradicionales y destruyó tesoros antiguos, llevando los 5 mil años de civilización tradicional al borde de la extinción. Sin embargo, millones han visto a Shen Yun. Ya es un fenómeno internacional porque ha llenado los mejores teatros del mundo con sus presentaciones. En Sidney, la actriz Cate Blanchett, ganadora de Óscar, expresó al ver a la compañía: “Exquisitamente hermoso. Una experiencia extraordinaria”. Para la actriz y conductora argentina, Ingrid Grudk la presentación de la compañía en su país representó “un lujo total, la verdad estoy sorprendida y maravillada de ver tanta excelencia”. A Robins le gusta trabajar con la empresa Shen Yun “porque sientes de corazón lo que hacen sus artistas y la forma en que lo hacen”. –¿Qué opina de tocar la música de Shen Yun? –Es muy bueno. En realidad me sorprende que, después de cinco meses, no sólo la disfruto cada vez más, sino que cada vez más me involucro desde diversos ángulos. “Está el aspecto de la técnica de la trompeta, y también el tratar de entender cada vez más el sentimiento chino y la experiencia. Es una búsqueda artística que se va desarrollando, lo cual es realmente gratificante”, destacó.

Comentarios

Otras Noticias