Víctor Hugo Rascón Banda

martes, 13 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Cinco años han trascurrido desde la  desaparición física de Víctor Hugo Rascón Banda (2008) y sus amigos aún no nos acostumbramos a la ausencia de quien, entre otras muchas otras cosas, fuera el titular de la columna de crítica de teatro de Proceso, a la que le diera el realce de quien conoce el fenómeno teatral a fondo, como creador y como analista. En estos días se han rendido homenajes a este reconocido dramaturgo profundamente preocupado por su entorno social, como lo reflejó en la mayor parte de sus obras. Fue en 1979 cuando escribió su primera obra de teatro, Voces en el umbral, basada en la vida de dos mujeres (personajes omnipresentes en su dramaturgia), una alemana y una tarahumara, cuya existencia transcurre entre el auge a la decadencia minera, actividad que conoció a fondo en su natal Uruachi. Pero el primero de sus trabajos que llegó al escenario fue Los ilegales, texto que marcó el inicio de una exitosa y prolífica trayectoria, con amplio reconocimiento del público, la crítica y la academia. Para su aproximadamente medio centenar de obras. Contrabando, La mujer que cayó del cielo, Sazón de mujer, Apaches, Los ejecutivos, Tina Modotti, Armas blancas, Homicidio calificado, Hotel Juárez, El deseo La mujer que cayó del cielo y La fiera del Ajusco, son algunas de sus obras que le dieron renombre internacional. Como guionista para cine escribió: Días difíciles, Morir en el Golfo (basado en la novela homónima de Héctor Aguilar Camín), Playa azul, Jóvenes delincuentes, Tiempos de odio, El secreto de la Diana cazadora, Rosa de California y la telenovela Días de feria. Angelina Peláez, quien encarnó a Damiana Carabeo en la obra Contrabando, considera que una de las características de la obra de Rascón Banda la forma fuerte y contundente en que habla de las injusticias que suceden día tras día en México: “Como dramaturgo fue un luchador, un guerrillero que siempre utilizó su pluma para señalar la corrupción.” Para Luisa Huertas, protagonista de La mujer que cayó del cielo, Rascón Banda siempre puso un especial énfasis en los personajes femeninos “ya que él conocía muy bien el alma femenina y sus complicaciones. Además de que la sabía escudriñar pero de una manera muy respetuosa y al mismo tiempo profunda, por eso sus personajes son entrañables, dolorosos o luminosos”. Parte de estos reconocimiento en el quinto aniversario del fallecimiento de Víctor Hugo Rascón Banda fue la lectura dramatizada de su comedia Sabor de engaño, a cargo de su amigo Alberto Estrella y la actriz Aleida Gallardo; en Chihuahua se realizan las Jornadas Rasconbandianas que se prolongarán hasta septiembre próximo con actividades artísticas multidisciplinarias; además de la publicación de sus obras completas, editadas por el gobierno de Chihuahua.

Comentarios