La película Pacific Rim es un instrumento de propaganda de EU, acusa militar chino

viernes, 23 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La cinta hollywoodense Pacific Rim no es más que es un reflejo de la actual política militar estadunidense y su creciente deseo de influencia en Asia Oriental, se destaca hoy en un artículo del Diario del Ejército de Liberación Popular, voz de las Fuerzas Armadas chinas. “El film no da una sensación de paz, sino que exporta la estrategia estadunidense, que está reequilibrándose hacia Asia-Pacífico”, señala el texto firmado por el oficial militar Zhang Jieli, según la agencia EFE. El militar, cuyo rango no se especifica, afirma que en esta película —que en su semana de estreno reunió 45 millones de dólares en China y más de 200 millones en todo el mundo— Estados Unidos se comporta una vez más “como el salvador del mundo y de la paz mundial” y fustiga que “la decisiva batalla final se celebra deliberadamente junto a Hong Kong, en el Mar de la China Meridional”. Justo en esa zona, China ha protagonizado en los últimos años tensiones con países vecinos como Vietnam y Filipinas, por el dominio de los archipiélagos Paracel y Spratly, conflicto en el que Estados Unidos se ha posicionado en ocasiones a favor de Hanoi y Manila. El filme hollywoodense dirigido por el mexicano Guillermo del Toro trata sobre la lucha por la supervivencia del planeta que libran los humanos, que han construido robots gigantes, contra enormes monstruos que salen del fondo del océano. Pero para el diario militar chino la película confirma que Hollywood “siempre ha servido de maquinaria de propaganda para extender los valores americanos al mundo” y reprocha que "las superproducciones estadunidenses implantan ideas occidentales en las jóvenes mentes chinas para cambiar su modo de pensar”. Por ello, el militar chino pide en su artículo a los más de dos millones de soldados del Ejército chino que cuando vean películas americanas “afinen su vista y edifiquen un muro para evitar la erosión ideológica”. Espectadores chinos que ya vieron la película se han quejado de que si bien aparecen robots gigantes y pilotos de su país aliados con el resto del mundo son los primeros en morir, y los estadunidenses, como siempre, terminan por ser los verdaderos héroes de la historia. Desde su estreno, hace tres semanas, la película ya ha recaudado 104 millones de dólares en China, por lo que se sitúa como la decimotercera más vista en la historia de las salas chinas.

Comentarios