El conjuro: Una joya del cine de terror

martes, 3 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Para quienes gustan del género de terror cercano a la literatura de horror del siglo XIX, la cinta dirigida por James Wan es una verdadera bendición. El conjuro (The Conjurin, EU-2013) es una historia redonda comenzando por un ambiente gélido y fantasmagórico, con efectos y maquillajes sobrios y efectivos, pasando por un consistente universo sobrenatural, excelente manejo de cámara, varios brincos de asiento y buenas actuaciones. La película se desarrolla en la década de los 70 y se basa en una historia real. El filme cuenta la historia de la familia Perron, una linda y unida familia cuyas cabezas de familia son dos amorosos padres: Carolyn (Lili Taylor) y Roger (Ron Livingston), que tiene la desgracia de comprar una casa embrujada o bueno, una casa habitada por un demonio que comienza con destruir a la familia de manera literal; un demonio que se alimenta del miedo y energía de sus habitantes. ¿Quién podrá rescatar a los Perron? Ed (Patrick Wison) y Lorraine Warren (Vera Farmiga)  Un matrimonio dedicado a la demonología que comenzará a lidiar con las dificultades de los Perron a un costo muy alto. La cinta impacta desde el minuto uno, bueno hasta los créditos son de miedo. Wan posee una habilidad excepcional para envolver en la intimidad de los personajes y hacer sentir la misma vulnerabilidad que ellos. El director va llevando a los espectadores de la mano en la tragedia de los Perron, mientras aquellos sufren, se asustan... sudan frío. En El conjuro, cualquier espacio puede ser invadido por algún demonio; vendrá de la nada y utilizará los preciados objetos materiales, esos a los que se les tiene mayor apego, para arruinar nuestra existencia. ¿Qué puede salvarnos? Eso es un secreto que por el bien de la trama no puede revelarse... Con su casa embrujada y una típica batalla entre el bien y el mal, sin pretensiones de convertirse en franquicia barata, El conjuro es una historia de terror poderosa, de esas que pocas veces se encuentran en el cine de terror.

Comentarios