Muere la pianista María Teresa Rodríguez

jueves, 5 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La pianista María Teresa Rodríguez, quien fue la primera mujer en dirigir el Conservatorio Nacional de Música (en una época en la cual enfrentó una de sus peores crisis), falleció ayer por la noche a los 90 años de edad, según informó el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del estado de Hidalgo, de donde fue originaria. La pianista —nacida el 18 de febrero de 1923 en Pachuca y receptora de la presea Juan Crisóstomo Doria a las Humanidades en la pasada Feria Universitaria del Libro de Hidalgo— falleció en la Ciudad de México. Mediante un comunicado de prensa, la secretaria de Cultura del gobierno de la Ciudad de México, Lucía García Noriega, expresó sus condolencias por la muerte de la artista, quien fue alumna de Carlos Chávez, cuya obra pianística grabó casi en su totalidad: 123 piezas en “seis discos magníficos”, según consignó el fallecido crítico musical José Antonio Alcaraz en su columna del semanario Proceso del 12 de junio de 2000. La Secretaría de Cultura comentó que Rodríguez fue alumna también del pianista ruso Alexander Borowski, con quien estudió en Boston, Estados Unidos. Interpretó obras de grandes compositores, entre ellos los mexicanos Manuel M. Ponce y Julián Carrillo. Entre los reconocimientos que recibió pueden mencionarse el Premio a la Excelencia Académica del Instituto Nacional de Bellas Artes, en 1996; la Medalla de Oro de Bellas Artes, en 2008; y el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el campo de las Bellas Artes, igualmente en 2008. Para García Noriega “su fallecimiento deja un gran vacío en la comunidad artística y cultural de México y su labor, a lo largo de estos años, representó un legado inigualable para la música en nuestro país. Sus interpretaciones, de extraordinaria sensibilidad e impecable técnica, son su máximo legado”. El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) también lamentó la muerte de la intérprete y recordó su gestión como directora del Conservatorio Nacional de Música, al frente del cual estuvo entre 1988 y 1991. Destacó que junto con Esperanza Cruz y Angélica Morales fue una de las mejores artistas del siglo XX. Inició su formación a los cuatro años de edad y se recibió como concertista a los 14 años, lo cual fue un acontecimiento pues no se había dado tal hecho con anterioridad. Su profesor fue Antonio Gomezanda y el jurado estuvo integrado por Manuel M. Ponce, José Rolón y Ferrucio Busoni. Ofreció su primer recital de piano a los ocho años de edad. Rodríguez fue solista de varias orquestas, entre ellas la Sinfónica de Boston, la Filarmónica de Moscú, la Sinfónica de Dallas, la Sinfónica de Cuba, la Sinfónica de Minería, la Sinfónica de la UNAM y la Sinfónica Nacional. Fue dirigida por Kiril Kondrashin, Igor Markevitch, Efrem Kurtz, José Pablo Moncayo, Eduardo Mata y Carlos Chávez. El INBA informó que los restos de María Teresa Rodríguez son velados en la Funeraria J. García López, ubicada en avenida Miguel Ángel de Quevedo 483, colonia Romero de Terreros.

Comentarios