Celebran en el Museo de Antropología los 25 años del Conaculta

viernes, 17 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Como en los viejos tiempos de la era priista, la comunidad artística y cultural se hizo presente en la celebración del 25 aniversario del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) -que en realidad se cumplió el pasado 7 de diciembre- encabezado hoy al mediodía por el presidente Enrique Peña Nieto. No importó el frío matinal de este duro invierno, ni la hora previa debajo del rayo del sol, a diferencia de los actos culturales de Felipe Calderón, realizados con la presencia mayoritaria de funcionarios del propio Conaculta y algunos integrantes de la farándula televisiva, esta vez escritores, músicos, pintores y actores, y también funcionarios, llenaron el patio central del Museo Nacional de Antropología. Sí hubo una coincidencia: cuando Calderón presentó en el mismo lugar el Programa Nacional de Cultura 2007-2012, el 11 de diciembre de 2007, un conjunto coral integrado por niños cantó la pirekua La Josefinita. En aquel momento se eligió para Calderón por ser Michoacán su estado natal. Hoy hicieron lo propio niños vestidos con diferentes trajes regionales que, además de la famosa pirekua, originaria de la entidad azotada ahora por la violencia, cantaron Alas a Malala, de Arturo Márquez, dedicada a la niña pakistaní Malala Yousafzai, de quien se proyectó momentos antes un video de agradecimiento. Acompañado por Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública (SEP); Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta); y Teresa Franco, directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Peña Nieto repitió la frase que se dice desde el sexenio pasado: “México es una potencia cultural.” Y enumeró a guisa de prueba su vasto patrimonio: Es cuarto lugar global en patrimonio documental, quinto en diversidad lingüística, sexto en patrimonio mundial y décimo segundo en patrimonio inmaterial. El aniversario se mezcló con un adelanto del Programa Especial de Cultura y Arte (PECA) -que a más de un año de iniciado el gobierno actual no se ha dado a conocer integralmente- y de algunas actividades para el 2014 que incluirán la conmemoración del centenario del natalicio de Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990, el 80 aniversario del Fondo de Cultura Económica (FCE) y el 50 del Museo Nacional de Antropología en el cual se harán obras de “modernización integral en sus instalaciones y en su museografía”. Varios especialistas en cultura esperaban que se presentara hoy el PECA. A finales de noviembre del 2013 se filtró en la prensa que se daría a conocer a principios de diciembre en el Teatro Degollado de Guadalajara, Jalisco. Incluso, algunos reporteros que cubrieron la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se quedaron unos días más a la espera de ese acto. Comunicación Social informó la cancelación aduciendo la asistencia de Peña Nieto a los funerales del expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela. De entonces a la fecha, se especuló que sería en Guadalajara, luego se dijo que en Zacatecas, hasta que se supo finalmente que no habría PECA sino sólo una ceremonia por el aniversario del Conaculta, fundado el 7 de diciembre de 1988 por decreto presidencial de Carlos Salinas de Gortari, y con el poeta Hugo Gutiérrez Vega como orador. Adelantos del PECA Peña citó en su discurso versos de Juan Gelman y pidió se le tributara un minuto de silencio, a tres días de su muerte. Mencionó también a Miguel León-Portilla, recién galardonado por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos; a Elena Poniatowska, Premio Cervantes 2013; y a los “cineastas mexicanos, como Alfonso (Cuarón) o como Emmanuel Lubezki (fotógrafo), nominados a los Premios Oscar de este año”. Y habló de los ejes del PECA que, como ya ha dicho Rafael Tovar y de Teresa, del CONACULTA, a los medios de comunicación en repetidas ocasiones, tiene cinco metas: Hacer de la cultura un medio para la cohesión, la inclusión y la prevención social de la violencia. Dentro de éste, se inició el año pasado el Programa Cultura para la Armonía como un plan piloto en 25 entidades del país. “Por sus buenos resultados es que hoy quiero instruir al presidente del Conaculta para que este esfuerzo…. de inmediato sea instrumentado también en el Estado de Michoacán, una entidad a la que hoy estamos dedicando esfuerzos para la reconstrucción del tejido social”, dijo el primer mandatario. El segundo eje es la vinculación de los trabajos del Conaculta “de proteger el patrimonio cultural del país”, con la infraestructura, para promover “un México incluyente”. El tercero tiene como fin propiciar el acceso universal a la cultura y sus bienes y servicios. El cuarto eje es el estímulo a la capacidad creativa para incrementar el potencial económico de la cultura y de las industrias creativas, y el quinto, aumentar el turismo cultural y proyectar a México en el mundo. Nada nuevo se anunció pues Rafael Tovar dio a conocerlos en diciembre pasado en una entrevista con el semanario Proceso. Hoy reiteró estos ejes en su discurso pronunciado antes que el de Peña. Tras hacer un breve recuento sobre la creación del Conaculta, planteó de nuevo las cinco “estrategias” del Programa Especial de Cultura y Arte 2013-2018 que “de acuerdo con el proceso de planeación establecido, se dará a conocer a través del Diario Oficial de la Federación en breve”. No dio fechas. Sin embargo, según Miguel Ángel Pineda, director de Comunicación Social del Conaculta, será en marzo pues en ese mes vence el plazo marcado por la ley. Tovar y de Teresa resumió los ejes en estas palabras: “Perspectiva de equidad e inclusión sociales a la acción cultural en su conjunto, con vínculos con el Programa Nacional para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia, y la Cruzada Nacional México sin Hambre; Conservación y aprovechamiento intensivo del patrimonio y la infraestructura culturales; Acceso universal a la cultura y uso de los medios digitales, integrado al programa Estrategia Digital Nacional; Estímulo a la creación y al desarrollo cultural productivo; y Ampliar el diálogo y el intercambio cultural entre México y el Mundo”. Ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2013, Hugo Gutiérrez Vega habló en su turno de la libertad en el arte y mencionó como un ejemplo los murales realizados por José Clemente Orozco en el edificio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que no sólo es una crítica a la corrupción de la justicia, como dijo el poeta, sino también a la explotación de las riquezas naturales, entre ellas el petróleo. Y aunque es promotor junto con otros 22 intelectuales de un amparo con la Reforma Energética, apenas mencionó el tema al recordar que en la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales, Peña Nieto invitó al diálogo con los intelectuales: “Conviene que hablemos de las reformas constitucionales y de su impacto en la vida económica de la sociedad civil y en la soberanía de la nación; de la situación de los indígenas que viven como extranjeros en su propia tierra, y de la violencia desatada en el sexenio sangriento que sigue destrozando el tejido social del país”, dijo. Gutiérrez Vega fue el único de los oradores que evocó la figura del diplomático y político Víctor Flores Olea, como fundador del Conaculta. Ahora el conocido marxista forma parte del grupo de intelectuales que ha apoyado a Andrés Manuel López Obrador, excandidato presidencial de izquierda. Entre los varios miembros de la comunidad artística e intelectual presentes estuvieron los músicos Carlos Prieto y Horacio Franco; el pintor Manuel Felguérez, quien llegó acompañado por Sari Bermúdez, presidenta del Conaculta en el sexenio de Vicente Fox; los escritores Alberto Ruy Sánchez, Homero Aridjis, Hernán Lara Zavala y Francisco Martín Moreno. Acudieron también la historiadora Guadalupe Rivera Marín, hija de Diego Rivera y Guadalupe Marín; María José Paz, viuda del poeta Octavo Paz; la actriz Silvia Pinal; el compositor Armando Manzanero; los fotógrafos Paulina Lavista y Pablo Ortiz Monasterio; el economista especialista en cultura y telecomunicaciones Ernesto Piedras; Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura del gobierno del Distrito Federal. A la celebración también asistieron los gobernadores Rafael Moreno Valle, de Puebla, y Miguel Alonso Reyes, de Zacatecas; y la diputada Margarita Saldaña, presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados. En un descanso entre discursos, el compositor Arturo Márquez dirigió su obra Danzón No. 2, interpretada por el Movimiento de Agrupaciones Musicales Comunitarias.

Comentarios