Hallan en Campeche vestigios de la puerta de San Román

lunes, 20 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) localizó los restos de la histórica Puerta de San Román, que formaba parte del sistema defensivo de la ciudad amurallada de Campeche. Los arqueólogos descubrieron los restos mientras realizaban los trabajos de salvamento histórico que se llevan a cabo con motivo de la instalación del drenaje en aquella entidad. El arqueólogo Heber Ojeda, responsable del rescate, indicó que se encontraron dos muros, el revellín, el foso y su parapeto (elemento de protección), que serán removidos temporalmente para que se pueda efectuar la obra pública, y una vez terminados los trabajos la puerta volverá a su lugar. Ojeda explicó que la pieza tiene características similares a las de la Puerta de Tierra, que aún se mantiene en pie, aunque de menores dimensiones. “De acuerdo con algunos planos del siglo XVIII se ha observado que constaba de un revellín en forma triangular, el puente que conducía a la puerta de la muralla y un foso”. Datos históricos señalan que la Puerta de San Román se ubicaba entre los baluartes de Santa Rosa y San Carlos, aproximadamente a la mitad; era de madera de jabín, con fajas de hierro, y poseía un revellín formado por un simple parapeto con su estacada y un rastrillo o verja levadiza. En su interior había un pequeño cuerpo de guardia. En los primeros años del siglo XVIII la puerta se mandó a cerrar porque las autoridades temían que su cercanía al mar facilitara el acceso de los piratas a la urbe amurallada, aunque años después fue reabierta. Un siglo después fueron destruidos tres de los cuatro accesos: la puerta de San Román, la del Muelle y Guadalupe. Según Heber Ojeda, el hallazgo permitirá recopilar más datos históricos de los materiales encontrados en el sitio. Además, dijo, se han localizado restos de cerámica, vidrio, porcelana, losa, metal, concha, caracol y huesos de animales, correspondientes a la época colonial (siglo XVIII) y contemporánea (siglo XX).

Comentarios