Violencia en México, "descuido brutal" de organismos políticos: González Iñárritu

sábado, 18 de octubre de 2014
MORELIA, Mich. (proceso.com.mx).- Antes de la presentación de Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia, largometraje con el que se inauguró la 12 edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), el cineasta Alejandro González Iñárritu destacó que la violencia en México es un “descuido brutal” de varios organismos políticos que no han cuidado las raíces del problema. También agregó que es una situación causada por la disparidad social y económica, la falta de igualdad y de educación de las nuevas generaciones. Pero se negó a abundar más al respecto debido a que su visita en esta ciudad, subrayó, es para promocionar su reciente filme estadunidense, “el cual aborda un tema complejo que tiene que ver con la validación y aceptación de los demás, sobre todo ahora en la era de las redes sociales”. Recalcó que se trata de un trabajo muy personal, “porque tiene que ver con el ego que todos poseemos, de esa voz insaciable que lo mismo te dice que lo que haces está bien y después te dice que eres un asco”. Birdman…, que se estrenó en Estados Unidos este 17 de octubre, es protagonizada por Michael Keaton, Zach Galifianakis, Edward Norton, Andrea Riseborough, Amy Ryan, Emma Stone y Naomi Watts. En México se estrenará el 13 de noviembre próximo. En el FICM, la película gustó. Sorprendió que la historia critique a Hollywood y la fama, que subraye cómo la gente prefiere ver sangre en los largometrajes y le guste los videojuegos, que aborde el poder del Twitter y YouTube y cómo los medios informativos sólo buscan en los actores el amarillismo y la superficialidad y que ya no sea noticia el trabajo de un artista o el arte. Ante los medios informativos, González Iñárritu  se refirió  al tema de identidad humana en Birdman…: “Vivimos en una época en la que hemos empoderado a los demás a decirnos quiénes somos. Creo que siempre ha habido ese tema presente en todos los seres humanos, en las celebridades, artistas, figuras públicas. Pero ahora en una época de redes sociales hay tanta necesidad de validación, desde los niños, de mis hijos, de todo mundo. No necesitas ser un personaje público. Hay una competencia de validación de este anonimato que te dice tú eres inteligente, tú eres famoso y tú eres popular. Hay una enfermedad de la popularidad. Ha infectado a toda la sociedad.” En efecto, la cinta resalta que si una persona no está en Twitter o en YouTube, no existe, no es nadie. La fotografía de la película estuvo a cargo de Emmanuel Lubezki, y el realizador de Amores perros, Babel, 21 gramos y Biutiful puntualizó del trabajo del cinefotógrafo mexicano, radicado en Los Ángeles, California: “De nuestra generación el Chivo es el más talentoso de nosotros, es un genio. Lo conozco desde hace veinte años, he trabajado con él en comerciales. He hecho muchas producciones con él, pero nunca había creado una película. Realicé con él un cortometraje de un solo plano secuencia, de cuatro minutos, para Cannes en su 70 aniversario. Y para este largo me pareció que evidentemente su colaboración era esencial porque maneja un dominio del lenguaje muy arraigado que ha desarrollado mucho con Alfonso Cuarón.” Ya en la ceremonia de la inauguración de este encuentro cinematográfico, el director manifestó que “cree en la capacidad humanizadora del cine como medio de expresión humano personal, que nos perturba cuando estamos cómodos, y también nos conmueve, y además, de alguna forma, nos puede acariciar cuando estamos perturbados”. Al final confesó que Birdmand… es la experiencia más hermosa y la disfrutó mucho. Y ya rueda otro proyecto.

Comentarios