Alejandro Magno, personaje central del Ballet de Belgrado en el FIC

jueves, 23 de octubre de 2014
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Alejandro Magno, con su ímpetu conquistador, su vida pasional y su vigencia histórica, es el personaje central de la coreografía de Ronald Savkovic que el Ballet del Teatro Nacional de Belgrado presenta en dos funciones en el Festival Internacional Cervantino. Se trata de un espectáculo que, a decir del propio coreógrafo, es cambiante, distinto, único, pues la danza y el teatro “tienen el poder del movimiento; no somos imágenes congeladas”, como una pintura o una película. Así, a pesar de que esta coreografía se presentó en varios países el año pasado –Belgrado, Japón, Turquía, Egipto, Canadá, Grecia--, el representante Giorgio Ursini y el director artístico Konstantin Kostjukov anunciaron las dos presentaciones cervantinas en el auditorio del estado como “una premier, una escenificación que no ha sido vista en ninguna parte del mundo...todo lo que significa Alejandro El Grande, Ronald lo supo poner en el concepto dancístico y musical vigente en nuestra época”. El elenco multicultural y consolidado, el vestuario moderno y la música que impone el ritmo y la fuerza dramática, marcan las fases de esta coreografía entre el Alejandro de la guerra, el amante y el personaje histórico con el que se unen la danza clásica y la contemporánea. A final de cuentas, como explicó previamente el coreógrafo Savkovic, esta es su propia versión, también única, y a la que la compañía pretende imprimir un sello inconfundible, como todo el trabajo artístico que realiza. “La coreografía es la misma, pero la velocidad del espectáculo en Guanajuato es distinta. Nosotros podemos contar la propia historia de Alejandro, pero la cambiamos constantemente", dijo el creador. Y explicó: “Hay muchas versiones de Alejandro, algo en común es la gran necesidad de estar en una continua búsqueda y aprendizaje. Sabemos de su educación por Aristóteles, de su padre Filipo y su madre Olimpia, así como el lado oscuro de ésta, la presencia constante de Zeus, y no podemos olvidar su vida privada, turbulenta en cualquier aspecto". “Aquí la palabra más importante y característica es inquietud. Las ideas de Alejandro representan los orígenes de la globalización, de una Europa sin fronteras", según la presentación de la obra. En conferencia de prensa previa a la presentación en el FIC, Giorgio Ursini narró que hace veinte años, en el mismo escenario guanajuatense, el Ballet del Teatro Nacional de Belgrado presentó "La reina Margot", coreografía con la música del Gran Goran Bregovic, por lo que éste es, en realidad, un retorno a Guanajuato, en el que no decepcionaron a su público. En la compañía hay bailarines búlgaros, rusos, ingleses, italianos, ucranianos y japoneses. “Hemos demostrado el temperamento y las posibilidades de nuestro pueblo. Esperamos que haya algo en común entre el temperamento balcánico y el mexicano", expresó Ursini.

Comentarios