Archivo de "Gabo" se quedará en la Universidad de Texas, confirma su familia

martes, 25 de noviembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- La familia del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, fallecido el pasado 17 de abril, confirmó su decisión de que el archivo de los documentos literarios y del correo del autor de Cien años de soledad se “fuera al Centro Harry Ransom de la Universidad de Texas” y afirmó que en ningún momento se ofreció a otras instituciones ni se subastó. El lunes pasado la Universidad de Texas anunció la adquisición del archivo del escritor colombiano que contiene documentos de su vida y obra, misma que se prevé abrir en el otoño de 2015. La reportera solicitó una entrevista con algún familiar de García Márquez –Mercedes Barcha, su esposa, o sus hijos Gonzalo y Rodrigo– pero Mónica Alonso, quien fuera asistente personal del afamado escritor, respondió que “no iban a dar ninguna declaración”. Asimismo, refirió que la explicación más exacta sobre los dos mil documentos, objetos y manuscritos originales del escritor colombiano la ofreció ayer The New York Times y envió a esta redacción un comunicado de la familia con fecha de ayer. La misiva de cinco párrafos pequeños, y firmada simplemente por Mercedes, Rodrigo y Gonzalo, dice: “Nuestro deseo y el de Gabo siempre fue que sus cosas se dividieran con diferentes criterios. “Con ese fin, nosotros decidimos que el archivo de los documentos literarios y del correo fuera al Centro Harry Ransom, por ser uno de los lugares que hace este tipo de archivo y preservación de documentos mejor que nadie.” Se aclara que “en ningún momento se ofreció este archivo a otros centros, ni se subastó, ni se buscó al mejor postor”. Además señala que hay otra serie de objetos personales del también guionista de cine, editor y periodista, como la máquina de escribir donde escribió Cien años de soledad y la Medalla y el Diploma del Premio Nobel, así como parte de su biblioteca personal “que están destinadas a la Biblioteca Nacional de Colombia, con quienes hemos mantenido conversaciones durante más de un año”. El lunes pasado la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, declaró que era una lástima no tener este archivo pero no hizo referencia a que a su nación se le habían destinado objetos del creador de El coronel no tiene quién le escriba y Crónica de una muerte anunciada. El documento también señala que “habrá otras cosas que queremos dejar en México, ya que fue la casa de Gabo durante 50 años”. El lunes pasado el Centro Harry Ransom anunció la adquisición de la colección con más de 50 años de antigüedad del escritor colombiano y que  contiene manuscritos de 10 de sus obras, entre ellas Cien años de soledad, borradores de su novela inédita En agosto nos vemos, investigaciones para El general en su laberinto y una copia mecanografiada y corregida de Crónica de una muerte anunciada. También incluye los borradores de su discurso cuando recibió el Nobel de Literatura en 1982 y dos mil cartas, entre ellas las de Carlos Fuentes y Graham Greene, así como las máquinas de escribir Smith Corona y las computadoras de García Márquez, quien vivió la mayor parte de su vida en la ciudad de México, donde murió a los 87 años.  

Comentarios