"Rupestre el documental", presentado por sus protagonistas

lunes, 15 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con una excelente acogida por parte del público roquero se exhibe en la Cineteca Nacional desde el pasado jueves 11 --y hasta el martes 23--, el largometraje Rupestre el documental, de Alberto Zúñiga, sobre el llamado Movimiento Rupestre iniciado en los años 70. Se trata de una generación de en ese entonces jóvenes cantautores que, hoy se aprecia, es la base del rock mexicano de nuestros días. “Grupo sin grupo”, como el de los Contemporáneos de la literatura, el de los rupestres se integró fundamentalmente por Carlos Arellano, Daniel Catana, Nina Galindo, Roberto González, Eblen Macari, Roberto Ponce y Armando Rosas, un poco en torno a la figura de Rockdrigo González, El profeta del nopal. Animados por un espíritu anticomercial, políticamente dirigido a mostrar la injusticia del sistema aunque nunca en demérito de la calidad de sus composiciones musicales y literarias, sus miembros son retratados con fidelidad gracias en buena medida al material fílmico capturado por la lente del videoasta Sergio García, fallecido el año pasado. El documental echa mano además de entrevistas con los propios protagonistas, así como con investigadores, periodistas y críticos quienes no dudan en ponderar el trabajo artesanal, sin pretensiones tecnológicas y con modestos recursos de producción de esta docena de artistas que con su “guitarra de palo” dejan una herencia sin precedentes en la música rockera alternativa, dueños de un oficio y una entrega sin paralelo para describir la escena urbana de la Ciudad de México en un devenir caótico, víctima de los desaciertos de la clase en el poder. Quizá, sin embargo, lo más que se echa de menos en el trabajo fílmico de Zúñiga es en el testimonio repetitivo de los protagonistas y en la ausencia de sus rolas completas, no obstante lo cual la cinta de 97 minutos consigue un nivel testimonial de primera que le hizo merecedor este año del mejor documental en el Festival Internacional del Documental en Chipre. Como lo recordó Roberto Ponce en la presentación del filme la noche de ayer en la Sala 4 de la Cineteca, todo el mérito hay que dárselo al promotor cultural Jorge Pantoja, quien inventó el Festival Rupestre en el año 1984 en el Museo Universitario del Chopo de la UNAM. Beto Ponce además cantó dos canciones, “Llévate lejos tu blues” y un poema musicalizado del poeta Carlos Pellicer de su serie “Cosillas para el Nacimiento”. Pantoja produjo también este año los volúmenes Rupestre el cancionero y Rupestre el libro con apoyos de la Legislatura de Diputados, Instituto Mexicano del Cine y Conaculta. El pasado jueves 11 Pantoja presentó la película con Zúñiga, abriendo el ciclo en la Cineteca; el viernes lo hizo Arrellín, el sábado Jesús Ruiz Montaño, ayer Ponce; y lo presentarán Elvira García mañana 16, Arlete Robledo el 17, Eduardo Cruz Vázquez el 18, Jesús Ruiz Montaño el 19, Armando Ponce el 20, Nina Galindo el 21 y Carlos Arellano el 23. Se obsequian libros de Rupestre el cancionero a los primeros 50 asistentes. Cada acto comienza a las 19:20 horas.