Tirano Banderas

martes, 11 de febrero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- En 1926 Ramón del Valle-Inclán publicó Tirano Banderas, primera novela del ciclo esperpéntico, obra cumbre en su género, incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, de acuerdo con el periódico español El Mundo. Ahora, en una adaptación de Flavio González Mello, bajo la dirección de Oriol Broggi, Tirano Banderas realiza una breve temporada del 4 al 16 de febrero en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque. La obra narra la caída del dictador sudamericano Santos Banderas, presidente de un país imaginario situado en la costa hispanoamericana del Pacífico. Los sucesos que desembocan en la muerte y descuartizamiento del dictador se alternan con los datos que definen la perversión del poder arbitrario. Para el director Oriol Broggi, la adaptación de esta novela representa un atractivo reto y un homenaje a la palabra. “Queríamos hablar de un mundo construido con referentes americanos y europeos y con una historia que fuera atractiva para el espectador, en la que un gobernante no muy bueno tenga que solucionar los problemas de su país”, señala el director de la puesta. Para Flavio González Mello, reconocido principalmente por sus trabajos teatrales de carácter histórico, se trata de un texto con una fuerte carga teatral que adquiere diferentes lecturas, dependiendo del país en el que se presenta. “En México --afirma González Mello-- el protagonista adquiere rasgos de personajes de su historia como Porfirio Díaz, Victoriano Huerta o Álvaro Obregón, y muestra el carácter contradictorio del arquetipo de la tiranía”. La propuesta de Broggi y González Mello muestra al público un protagonista lleno de contradicciones, un tirano que considera necesario entregarle su país a los extranjeros, pero que a la vez se cree un nacionalista salvador de la patria. “Hay una médium que nos cuenta la historia desde una alucinación futurista. La presencia de las drogas hace que la realidad se distorsione y se agrande. Se trata de contar la historia como un gran viaje psicotrópico”, puntualiza el adaptador del texto original de Valle-Inclán. Este montaje es el primer espectáculo de un proyecto teatral internacional denominado Dos orillas, producido por el Teatro Español, en colaboración con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Teatro Solís de Montevideo, el Festival Internacional de Teatro de Bogotá, el Teatro Sucre de Quito, y el Festival Internacional de Caracas. De esta forma, Teatro Español celebra 430 años con un proyecto que pretende montar obras de autores iberoamericanos y hacer giras por distintos países, con un elenco de actores latinoamericanos. Tirano Banderas comenzó su gira en España a finales de 2013, y en México se presentará en el Distrito Federal, León y San Luis Potosí, para continuar en Uruguay y Venezuela y culminar, en abril, en Colombia. En el elenco participan: Emilio Echavarría, Susi Sánchez, Carles Canut, Pedro Casablanc, Joaquín Cosío, Vanesa Maja y Emilio Buale, Mauricio Minetti y Rafael Cruz. Las funciones se realizan de martes a viernes a las 20:00, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas. No hay que olvidar que la novela de Valle-Inclán también inauguró el ciclo de novelas de dictadores en América Latina a la que convocara Alejo Carpentier a sus colegas, comenzando por la suya, El recurso del método.

Comentarios