Llega a Monterrey la exposición "Tutankamón. La tumba, el oro y la maldición"

sábado, 22 de marzo de 2014
MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- El Museo del Noreste (Mune) presentará la exposición Tutankamón. La tumba, el oro y la maldición, en la que serán exhibidos los tesoros del más conocido de los faraones del antiguo Egipto. La muestra, que será inaugurada el 26 de marzo, consiste en 200 réplicas de objetos que encontró en 1922 el arqueólogo inglés Howard Carter, en la sepultura intacta del joven soberano, desenterrada en la zona arqueológica denominada Valle de los Reyes. Entre las piezas que serán exhibidas está la copia exacta de la máscara funeraria del monarca, que originalmente está hecha con oro batido y es mostrada en el museo de El Cairo, como la pieza más representativa del arte del antiguo Egipto. También serán exhibidos el sarcófago, el trono, las joyas, la diadema real, estatuas, el gran tesoro, el sagrado chacal Anubis y los vasos canopos del emperador que nació en 1341 A.C. y falleció prematuramente a los 18 años. Lorenzo Cantini, museógrafo e impulsor de la muestra, explicó que las réplicas de éste, que fue uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la historia, fueron creadas pacientemente por cinco artesanos italianos a lo largo de dos años, en Toscana, y se ajustan a las medidas y acabados originales, tomadas con escáner, aunque con distintos materiales. La exposición, respaldada por la empresa History Time y Fundación Cultural UNAM, tendrá un montaje teatral con el propósito de transmitir a los visitantes la emoción que sintió Carter al hacer el hallazgo, y consta de cinco temas: religión; ritos funerarios y embalsamamiento; capillas-relicario y el tesoro del faraón; la tumba de Tutankamón; y leyenda o maldición. La tumba original de Tutankamón tenía unos 3 mil 500 objetos. La muestra ya fue exhibida en el Palacio de Autonomía de la UNAM y recibió 500 mil visitantes en dos años, dijo Cantini. La ambientación del espacio en el Mune, ubicado a un costado del Paseo Santa Lucía, en el centro de la ciudad, ayudará a los asistentes a entender los contenidos concretos de cada una de las salas. La exposición tiene la aprobación de Zahi Hawas, uno de los egiptólogos más prominentes a escala mundial, que ya la apreció durante su exhibición en la Ciudad de México. Tutankamón. La tumba, el oro y la maldición, permanecerá hasta el 28 de septiembre. Después, la colección será trasladada al Hospicio Cabañas, en Guadalajara.

Comentarios