"El crimen del Cácaro Gumaro", un homenaje al cine mexicano

sábado, 8 de marzo de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El director Emilio Portes reúne a Andrés Bustamante, Ana de la Reguera, Alejandro Calva, Carlos Corona, Jesús Ochoa, Jorge Rivero, María Rojo, José Sefami, Chabelo, Kate del Castillo, Eduardo Manzano, Karla Souza, Alberto Rojas, Carmen Salinas, Alfonso Zayas, Mario Zaragoza, Freddy y Germán Ortega y Josemaría Torre-Hütt en la comedia El crimen del Cácaro Gumaro, a estrenarse el próximo 14 de marzo en el país. La historia, escrita por ArmandoVega-Gil, Bustamante y Portes, es distribuida por 20th Century Fox. Portes expresa que “es una deliciosa comedia de revanchas, irreverente y sin cuartel, donde dos hermanos (un “Cácaro de pueblo” y un “Pirata de DVD's”) se enfrentan hasta la muerte para apoderarse, a como dé lugar, de los espectadores del pueblo de San Andrés de Güemez, no sin antes hacer un gran homenaje a los grandes clásicos (viejos y jóvenes) que de un modo u otro se han inmortalizado en nuestra cinematografía”. El productor Daniel Birman Ripstein invitó a Bustamante a este proyecto de cine. El cómico manifiesta que se le ocurrió que el relato “podía ser la batalla entre los que quieren al cine y los que, sabiendo lo que vale, están terminando con él en beneficio propio”. Continúa el llamado Güiri Güiri: “Esta suerte de incongruencia tenía que suceder en un pueblo, que es un mundo chiquito, y entre hermanos, como en una tragedia clásica, pero con humor sin concesiones. Así comenzó la aventura a la que se han unido también Gabriel Ripstein, Armando Vega Gil y Emilio Portes. Un año escribiendo, construyendo, destruyendo y volviendo a construir. Es increíble la cantidad de voluntades que se tienen que unir para levantar un proyecto cinematográfico; el buen humor ha sido el pegamento en este”. Birman Ripstein rememora que en octubre 2009  se encontraba  sentado en la oficina de Andrés Bustamante, en una gran sala de juntas, “y muy puntual, como siempre, a las 10 de la mañana Andrés con esa gran sonrisa que lo caracteriza, me dijo: ‘¡Le entro!’”. Le propuso integrar a Armando Vega-Gil, con quien anteriormente había colaborado en varios guiones de televisión, para que le diera formato al guión de cine. “Yo no conocía a Armando, pero me parecía una opción muy atinada para desarrollar lo que sería primero una escaleta de nuestro proyecto. Durante varios meses estuvimos viendo decenas de películas mexicanas, viejas y nuevas. Recordando momentos claves de cada una, y también sorprendiéndonos de que algunas dejaban de ser tan memorables”, detalla Birman Ripstein. Se juntaban por lo menos dos veces al mes, para ir viendo el desarrollo del mismo, e inclusive si hacía falta, varias veces durante la semana: “Después era importante integrar a nuestro director. En octubre de 2010 en un festival de cine, conozco a Emilio Portes, quien su primera película me había llamado mucho la atención. Platicamos de muchas cosas, y yo estaba convencido que él era la persona indicada. Un par de semanas después, presento a Emilio con Andrés, e inmediatamente se produce este click cinematográfico de que puede funcionar esta nueva mancuerna. Emilio, quien siempre se autodenomina fan del Güiri Güiri, le encanta la posibilidad de desarrollar y dirigir la primera película de Andrés Bustamante. “Así pues muchos meses de desarrollo, reescrituras y lecturas pasaron, hasta que tuvimos nuestro guion para filmar”. En enero 2012 rodaron durante casi tres meses la película, con un equipo de cerca de 300 personas entre cast y crew. Con el título de El crimen del Cácaro Gumaro, Birman Ripstein le rinde otro homenaje a su abuelo Alfredo Ripstein, quien produjo El crimen del padre Amaro, de Carlos Carrera. Aquí sobresalen escenas en forma de parodia de Amores perros, de Alejandro González Iñárritu; Luz silenciosa, de Carlos Reygadas, el problema de la piratería y el fin de los cines en provincia, entre otros temas.

Comentarios