El Polyforum Siqueiros, en riesgo de desaparecer; piden a Peña lo declare patrimonio de la humanidad

jueves, 3 de abril de 2014
MÉXICO D.F. (apro).- Uno de los más importantes símbolos de la Ciudad de México, el Polyforum Cultural Siqueiros, --la obra más importante del artista mexicano David Alfaro Siqueiros--, se encuentra en peligro de desaparecer: Y es que la familia Suárez, dueños del sitio donde se encuentra el complejo cultural desde hace 43 años, quieren levantar ahí una torre habitacional y comercial. Por tal razón, un grupo de ciudadanos realizaron este jueves una manifestación en la colonia Nápoles, para exigir al presidente Enrique Peña Nieto que realice las gestiones pertinentes para que la Unesco declare a ese importante espacio patrimonio cultural de la humanidad. Ante la senadora perredista Luz María Beristáin, Marcelo Fabián Monjes, representante de la ONG Conciencia y Dignidad, denunciaron que el dueño del predio pretende construir un centro comercial en ese espacio ubicado en la Avenida Insurgentes al sur de la ciudad. "La vigencia y la permanencia en el tiempo de tan magnífica obra no puede estar en entredicho, ni a expensas de las ambiciones económicas de quienes pueden realizar en su lugar un conjunto condominal y otra plaza comercial, o cualquier otra construcción que signifique más ganancias para una familia, sin considerar el interés general", declaró Fabián Monjes. El pasado 3 de marzo el periodista Jacobo Zabludovski escribió en su columna de El Universal que “la enorme manzana sobre Insurgentes, donde el pintor (Siqueiros) concreto su proyecto máximo, será aprovechada por sus dueños para construir rascacielos en todo el espacio disponible ahora y el que será liberado si se concreta el plan de destruir, desarmar o trasladar el Polyforum a otro lugar. “El aviso de la transformación radical del predio es llamada de alerta para quienes tienen a su cargo la conservación de los tesoros artísticos en México. Siqueiros es uno de los pintores mexicanos más importantes en el siglo XX, creador del movimiento muralista con Diego Rivera y José Clemente Orozco y autor de un acervo de incalculable valor en el que destaca –por su dimensión, ambición y planteamiento de soluciones a problemas plásticos—el Polyforum que lleva su nombre. “Su daño parcial o total equivaldría a la pérdida de lo que Siqueiros consideraba el paso “de la obra hecha en la intimidad del pequeño taller a la complejidad de la pintura mural de magnas dimensiones. Creo que es la oportunidad más importante que el movimiento muralista mexicano ha tenido en toda su existencia”. Desde noviembre pasado, el Polyforum Cultural Siqueiros cerró sus puertas para ser sometido a un proceso de restauración integral bajo la supervisión del INBA. Dicha tarea, que implicaría la intervención de los murales que David Alfaro Siqueiros realizó exprofeso para este recinto sigue en suspenso, además de que se han difundido posibles planes para remover dichas obras. En declaraciones a El Universal, el crítico de arte Alberto Hijar, uno de los mayores investigadores de la obra de Siqueiros, recuerda que desde el sexenio pasado existen planes de desplazar el recinto y la obra pictórica hacia la esquina de Filadelfia e Insurgentes, a unos cuantos metros de donde actualmente se ubica, en la colonia Nápoles. De concretarse ese traslado, lo cual implicaría mover toda la construcción con un mecanismo de rieles, los murales podrían resultar dañados, advierte el especialista en el legado de Siqueiros: “A pesar de que dan la seguridad de que no ocurrirá nada en ese traslado, los enormes paneles del Polyforum son de asbesto y tienen componentes orgánicos que siguen trabajando químicamente, de modo que no habría que descartar desprendimientos o craqueladas”. Además, comenta, cuando hace ocho años se sometió a restauración una tercera parte de los murales del exterior, se descubrieron fallas en el amarre de los paneles a la estructura, por lo que si se llegaran a desplazar probablemente no sobreviviría la pintura en su totalidad.

Comentarios