Advierten Mancera y el INBA que no permitirán alteraciones al Polyforum Siqueiros

lunes, 12 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) aseguraron que no se permitirá ningún daño ni modificación al  Polyforum Cultural Siqueiros. Ayer, vecinos de la delegación Benito Juárez y la escritora Guadalupe Loaeza presentaron un dictamen urbano de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), número de oficio 101/1400, DGAU.11/DOUL/DEUI/C16/2011, así como una valoración de la administración pasada del INBA que hablan sobre una intervención al espacio. La presentación de ese documento reforzó la denuncia de la supuesta existencia de un proyecto para levantar un centro comercial y una torre habitacional en el lugar donde desde hace 43 años se alberga el centro cultural considerado como la obra más importante del muralista mexicano. Ante ello, este lunes Mancera Espinosa fue tajante: “El gobierno de la ciudad ha sido directo en la respuesta, no vamos a permitir que se dañe, que se deteriore, que se cambie de cualquier manera ese espacio, obviamente es un tema de patrimonio que no puede verse afectado”. En conferencia, informó que uno de los propietarios del predio donde se ubica el centro cultural –perteneciente a la familia Suárez– le comentó que “estaban en la misma lógica y que no se pensaba tener alguna afectación”. Sin embargo, dijo que independientemente de ello, el gobierno de la ciudad no permitirá ninguna afectación a ese espacio. El mandatario local aseguró que aun cuando se haya solicitado un dictamen de impacto urbano para el proyecto, “no habrá ninguna autorización, independientemente de lo que pudiera existir o no existir o quién hubiera analizado solamente el contexto de uso de suelo”. Incluso, dijo que giró instrucciones a su gobierno para acompañar la petición vecinal para que el Polyforum sea catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. “La instrucción está dada, obviamente esto es un trabajo que se tiene que hacer interinstitucional, pero la instrucción está dada, así es que obviamente la Ciudad de México –como decía- todo lo que pueda incrementar en la protección y que pueda dar mayor fuerza a la conservación del patrimonio cultural en los diferentes espacios de la ciudad, lo vamos a hacer con toda la decisión”, dijo. Reclamo ciudadano La documentación que ayer presentaron los vecinos en relación a ese proyecto fue entregada por el director general de la subsecretaría de Gobernación a la Asociación vecinal “Vive BJ”, cuya titular es María Luisa Rubio, quien anunció que reunirán 35 mil firmas para que el Polyforum sea nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Los colonos demandaron su rescate, dada las intenciones de construir un edificio de 57 pisos, nueve de ellos subterráneos, que además de departamentos incluiría un hotel, oficinas y comercios. También presentaron una carta de Teresa Vicencio, extitular del INBA, que habla sobre el traslado y reubicación de las obras del Polyforum, con la condición de seguir los lineamientos necesarios de resguardo del traslado de la obra, poniendo como siguiente acción la evaluación del nuevo complejo bajo el oficio DG/355/2010. Respecto a éste asunto, el instituto respondió en un breve comunicado: “Si bien existe el oficio DG/355/2010, emitido el 28 de septiembre de 2010 por la anterior administración… la actual administración del INBA reitera su compromiso de garantizar, en cumplimiento de sus atribuciones, la permanencia y salvaguarda del Polyforum Cultural Siquieros, patrimonio artístico de los mexicanos”. Luego, reiteró “en su carácter de institución normativa federal responsable de proteger la obra declarada monumento artístico, que el Polyforum Cultural Siqueiros no será objeto de ninguna afectación”. La polémica comenzó el pasado 3 de abril, cuando un grupo de ciudadanos realizaron una manifestación en la colonia Nápoles, para exigir al presidente Enrique Peña Nieto que realice las gestiones pertinentes para que la Unesco declare a ese importante espacio patrimonio cultural de la humanidad. Y es que el pasado 3 de marzo el periodista Jacobo Zabludovski escribió en su columna de El Universal que “la enorme manzana sobre Insurgentes, donde el pintor (Siqueiros) concreto su proyecto máximo, será aprovechada por sus dueños para construir rascacielos en todo el espacio disponible ahora y el que será liberado si se concreta el plan de destruir, desarmar o trasladar el Polyforum a otro lugar”. El 6 de mayo, apro publicó en su suplemento “Cultura en la Mira” que “el 18 de julio de 1980, el entonces presidente José López Portillo promulgó el decreto por el cual se declaró monumento artístico nacional “la totalidad de la obra realizada por el artista mexicano David Alfaro Siqueiros, por considerar que reviste un valor estético relevante. “Dicho acervo incluye su obra de caballete, la gráfica, los murales y los documentos técnicos, sean de propiedad nacional o de particulares, según establece el decreto fundado en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, su reglamento, y la ley de creación del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), entre otros marcos jurídicos. “El artículo 4º de dicho decreto sostiene que los propietarios o poseedores señaladas “sólo podrán llevar a cabo reparaciones o restauraciones en las mismas, mediante autorización que al efecto expida el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, de acuerdo con las disposiciones aplicables, por lo que deberán dar aviso al propio Instituto de cualquier alteración, cambio o deterioro que observen en ellas” (Con información de Niza Rivera).  

Comentarios