Embajadores de la mafia, nuevo docuficción en History Channel

martes, 20 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F.(apro).- History Channel, en su señal para Latinoamérica, aborda la conexión de la Cosa Nostra de Estados Unidos y su red en América Latina en la docuficción Embajadores de la mafia, compuesta por cuatro episodios. Se estrenó el pasado fin  de semana, pero se repetirá por las noches durante lo que resto de mayo. Es una coproducción con Anima Films. Basada en hechos reales, Embajadores de la mafia retrata la vida de los cuatro líderes más destacados de la mafia: Abelardo Rodríguez, el Barón de la Frontera, un hombre cuyas ansias de poder le abrieron el camino para la expansión del crimen organizado; Benjamin Bugsy Siegel, uno de los gángsters de más alto perfil mediático y quien creó Las Vegas; Virginia Hill, una mujer seductora que escaló muy alto en la organización criminal, tanto que fue apodada La Reina de la Mafia, y Meyer Lansky, el cerebro de los negocios de la Cosa Nostra. Con el eslogan: “Son artistas del crimen, ellos no descubrieron América, la conquistaron” se habla de alcohol y otras drogas, juegos y mujeres de esa época. En el primer episodio se ve cómo Rodríguez ganó poder. En poco tiempo, de 20 cantinas pasaron a 95. En una trama de traiciones, fiestas lujuriosas, tiroteos y aumento de poder, Abelardo Rodríguez se enriqueció. En una rápida carrera política y de la mano de su amigo Plutarco Elías Calles, Rodríguez pasó a ser gobernador de Baja California y luego presidente sustituto de México. El poder, sin embargo, no duraría para siempre. Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, Yugoslavia, Turquía y varias regiones de Medio Oriente cerraron su manufactura de drogas. Esto ocasionó el corte de la ruta del tráfico de drogas hacia Estados Unidos, por lo cual el crimen organizado debería restablecer su red de tráfico en México. Reclutado como parte de la banda de Lucky Luciano, fue el temerario Bugsy Siegel quien decidió cruzar la frontera para montar un centro de operaciones en Tijuana, asegurando que el futuro del narcotráfico residiría en Latinoamérica. Negocios, intrigas y poder fueron cimentado la figura ascendente de Bugsy, quien pese a los problemas ocasionados por su alta exposición, fue el encargado de construir el primer hotel de juego en Las Vegas. Pero su romance con la hermosa Virginia Hill, el hostigamiento del FBI y varios problemas de negocios podrían torcer su destino. El actor Julio Chianetta protagoniza a Rodríguez, Mariano Bicain es Bugsy, María Paula Desch recrea a Virginia Hill y Juan Carlos Capello interpreta a Lansky. El primer episodio es muy entretenido e interesante porque se ven con detalles, como nunca antes, escenas de las negociaciones, las traiciones, los asesinatos y romances de los reyes de la mafia latinoamericana. Son espectaculares las recreaciones de escenas clave que incluyen la reunión cumbre en Cuba a fines de 1946, cuando los líderes representando a las familias del crimen de Estados Unidos se juntaron para iniciar la expansión de los intereses de la mafia a Latinoamérica. Los personajes, la investigación de sucesos y vidas de estos criminales, la fotografía, la música y la narración son de calidad y alta tecnología.

Comentarios