Mostrarán en documental la amenaza que sufre Wirikuta

miércoles, 7 de mayo de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El documental Huicholes: los últimos guardianes del peyote, dirigido por el argentino Hernán Vilchez, fue un encargo de familias y ancianos huicholes (wixaritari). Para el director y la productora Paola Stefani, el filme incitará al diálogo y la discusión. “La información y la comunicación nos proporcionan elevar nuestra conciencia, lo cual nos permite la discusión. Y el cine es un instrumento generador de despertares, que sirve para provocar una visión autónoma y crítica de la realidad”, destaca el cineasta, quien tardó tres años en realizar el proyecto. El documental se adentra en el mundo wixárika acompañando a los Ramírez, una típica familia de la Sierra Madre, en la peregrinación que realizan cada año a Wirikuta para honrar su tradición espiritual. Pero esta vez algo es distinto. El “Corazón del Mundo”, donde todo es sagrado, corre serio peligro. En el año 2010 el gobierno mexicano otorgó concesiones a varias compañías mineras de capitales canadienses para explorar y explotar el área, una reserva natural de 140 mil hectáreas de desierto y sierra en el estado mexicano de San Luis Potosí, rica en oro, plata y otros minerales valiosos, y que, según la cosmovisión wixárika, mantiene el equilibrio energético de la región y de todo el planeta. La principal empresa, ya establecida en la zona, prometió crear cientos de empleos para los necesitados pobladores de una región que ya posee antecedentes en actividades extractivas, sin provocar contaminación ni afectar las áreas sagradas de los indígenas. Sin embargo, para el pueblo Wixárika y la gente que los apoya –científicos, artistas, líderes de opinión y activistas–, la actividad minera implicaría una amenaza mortal a la delicada biodiversidad de este ecosistema único, incluido en la lista de Sitios Sagrados Naturales y Culturales por la UNESCO, y a la supervivencia de dicha cultura milenaria. El documental ofrece una lucha desigual y controvertida que estimula el complejo debate global entre los valores culturales ancestrales, la explotación de la naturaleza y el inevitable desarrollo de los pueblos. Para el director de fotografía, José Andrés Solórzano, este documental “ha sido un aprendizaje de vida y muerte y estoy muy agradecido”. Protagonistas de la película, los huicholes José Luis Ramírez y Clemente Rodríguez agradecen el esfuerzo para hacer el filme. “Nuestras tradiciones nunca se terminarán aquí porque a nuestros hijos los estamos creando cómo comportarse con su comunidad”, dice Clemente. Vilchez argumenta que Huicholes: los últimos guardianes del peyote, es un proyecto totalmente independiente: “No trabajamos para nadie ni seguimos una consigna ideológica, y queremos distribuirlo de manera independiente. Tampoco hay un interés económico. José Luis y Clemente son los responsables de esto.” Vilchez y Stefani aseguran que el proyecto es llevar la cinta a las comunidades y actores sociales directamente involucrados y después, al resto del país y del mundo. El documental se estrenará a nivel mundial el 17 de mayo en Real de Catorce (Sierra de Catorce, Wirikuta) y la función será pública en la alameda a las 19 horas. Las siguientes proyecciones serán en: Estación Catorce (Bajío, Wirikuta) el 18 de mayo a las 19:30 horas; San Andrés Cohamiata, Sierra Huichola, Jalisco, el 20 de mayo, a las 19:30 horas y Guadalajara, Jalisco, el 22 de mayo en el Cine Foro a las 20:00 horas. En el Distrito Federal se presentará en el Monumento a la Revolución el 24 de mayo a las 19:30 horas.