Presenta FCE cuatro ediciones de Efraín Huerta a 100 años de su natalicio

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con cuatro ediciones y el número de junio de La Gaceta, el Fondo de Cultura Económica (FCE) rindió homenaje hoy al poeta Efraín Huerta (18 junio 1914-20 febrero 1982) en el marco del centenario de su natalicio que se celebra la próxima semana. Los títulos que celebran al autor de Los hombres del alba (1944)son: Efraín Huerta, iconografía; El otro Efraín, antología prosística (edición y selección de Carlos Ulises Mata); El Gran Cocodrilo en treinta poemínimos (ilustrado por Dr. Alderete), y la reedición de la Poesía completa (que salió hace unos días) a cargo de Martí Soler; además del número 522 de La Gaceta, que destaca el tema “Efraín Huerta, resumen de todos los insomnios”. La librería Rosario Castellanos –en donde también se expone la muestra “Efraín Huerta, un poeta del alba, cien años”– fue la sede elegida para presentar los volúmenes, en donde estuvieron presentes los hijos del poeta: David, Andrea, Raquel y Eugenia Huerta. La presentación se enmarcó en un ambiente cálido, divertido y ameno a cargo de Julio Trujillo, director editorial de la Dirección General de Publicaciones del Conaculta; Emiliano Delgadillo, investigador; David Huerta, poeta e hijo de El Cocodrilo; Martí Soler, coordinador de las actividades editoriales para los centenarios de Octavio Paz, Efraín Huerta y José Revueltas y quien tuvo a cargo la primera edición de la Poesía completa de Huerta; Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura del DF y poeta, y Tomás Granados Salinas, gerente editorial del FCE, quien fungió como moderador. Fue Vázquez Martín quien se encargó de recordar al Huerta amoroso, al poeta que hablaba del amor y los amores, pero sobre todo del amante de su ciudad, mientras que Julio Trujillo recordó al Efraín rebelde, social, el indignado: “Me da alegría celebrarlo, siempre la palabra alegría cuando hay que referirse a Efraín Huerta porque es un poeta que se deja celebrar con cierta naturalidad, pero también porque es un poeta necesario, porque si bien han cambiado las cosas respecto de su tiempo, la tecnología por ejemplo, hay otras cosas que siguen siendo las mismas, el hambre es la misma, la pobreza, así que extraño su indignación, la rebeldía del hombre que respondía desde su poesía, porque a los poetas de hoy nos da miedo hablar de amor por temor a parecer cursis. “Quiero aprovechar este ‘desembarco de libros’ para llamar a la sublevación poética, la rebeldía, el amor”, explicó para después concluir con la lectura del poema “Hoy he dado mi firma para la paz” del libro Los poemas de viaje (1949-1953). Tocó al poeta David Huerta culminar el evento, quien describió la presentación como un momento extraordinario para celebrar a Efraín Huerta, rememorar algunas fotografías de la edición iconográfica, como aquella tomada a la pirámide de Los Nichos de la zona arqueológica de El Tajín, que recién descubrió fue tomada por su padre, así como recordar su amor por México. Vázquez Martín aprovechó el colofón para recordar que el próximo 22 de junio en la avenida Juárez, en punto del mdiodía, se realizará una fiesta callejera denominada “El Gran Cocodrilo”.  

Comentarios