Se opone Damián Alcázar a construcción de tienda Coppel en San Miguel de Allende

miércoles, 11 de junio de 2014
LEÓN, Gto. (apro).- El actor Damián Alcázar, residente en San Miguel de Allende, se pronunció en contra de la construcción de la tienda departamental Coppel en dicha ciudad, y cuestionó que el interés de empresarios acaudalados prevalezca sobre la conservación del patrimonio y la belleza de San Miguel. “Es posible que la cantidad de ceros en el cheque sea la única forma de conseguir este tipo de cosas que son nefastas”, dijo el actor, quien expresó su respaldo a las organizaciones ciudadanas que mantienen un activismo opositor a la edificación de la tienda, al denunciar violaciones al reglamento municipal y al polígono de monumentos históricos de San Miguel de Allende. Al arrancar un taller para jóvenes actores en León, el protagonista de La Ley de Herodes y El infierno recordó que tiene residencia en San Miguel de Allende, y está sorprendido “de fea manera” por la construcción, a paso acelerado, de la tienda Coppel justo en la entrada al Centro Histórico. “Se rompe con la belleza, con la cultura visual de este lugar que es tan histórico, tan extraordinario”, señaló. El actor criticó que el “negocio boyante” de alguien sea favorecido con un permiso por parte del gobierno municipal priista, que cambió el uso de suelo para que la franquicia pudiera levantar la construcción. Por ello dijo respaldar a organizaciones como Protege San Miguel, cuyos integrantes han denunciado las violaciones a la normatividad, así como el hecho de que no han sido informados ni escuchados por el presidente municipal, Mauricio Trejo, para externarle su desacuerdo y conocer los criterios con los que se decidió el cambio de uso de suelo. Hace un año, el mismo gobierno municipal negó el permiso para la construcción de una tienda Walmart en una de las salidas de la ciudad. La tienda Coppel se construye en una zona que, de acuerdo con la denuncia del grupo ciudadano, se ubica dentro del polígono señalado como Zona de Monumentos Históricos, mientras que el Reglamento de uso de suelo prohíbe la instalación de franquicias nacionales y extranjeras en el Centro Histórico y su zona de amortiguamiento.