Celebra Museo Carrillo Gil 40 aniversario; recibe una obra de Orozco

miércoles, 18 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con la apertura de la exposición temporal Travesías. Los viajes de las obras más representativas de la colección 1948-1974, este viernes 20 el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG), del INBA, celebrará su 40 aniversario. La muestra, integrada por más de cien obras gráficas, fotográficas y pictóricas, tiene un sentido documental y narrativo pues, destacó el MACG, aborda “desde el ámbito interpretativo, historiográfico y estadístico el cómo, cuándo y dónde” consolidó su nombre y relevancia la colección que lleva el nombre del doctor pediatra Álvar Carrillo Gil (1898-1974), considerado hasta la fecha como uno de los más serios y generosos coleccionistas de México. Nacido en Opichén, Yucatán, Carrillo Gil fue conformando una colección de pinturas que inició con la adquisición del dibujo La Chole, de José Clemente Orozco, artista con quien tuvo una amistad desde 1942 y del cual fue el principal coleccionista. Luego comenzó a adquirir obras de Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros que, en la actualidad, integran el acervo del museo. El recinto se fundó en agosto de 1974, aunque desde 1969 el pediatra había encargado el proyecto al museógrafo Fernando Gamboa con el fin de albergar su colección. Asimismo, se encargó su construcción al arquitecto Augusto H. Álvarez. Al inaugurarse el recinto, con la presencia de Carrillo Gil, su esposa Carmen Tejero y el propio Gamboa pusieron nombre al recinto: Museo de Arte Contemporáneo Mexicano Álvar y Carmen T. de Carrillo Gil. Con ello, el doctor legó su colección al pueblo de México. En un texto publicado en el semanario Proceso en junio de 1999 con motivo de los 25 años del museo, la crítica de arte Raquel Tibol relató que el coleccionista había rechazado inicialmente la idea de colocar su acervo en el INBA, como se lo pidió el entonces director de Artes Plásticas, Miguel Salas Anzures, hecho registrado en un texto del suplemento “México en la Cultura”, en donde lo instó a vender su colección, pero a los precios que él había adquirido los cuadros años antes. Carrillo Gil ya era poseedor de la más importante colección de obras de Orozco. Y otro importante coleccionista, Marte R. Gómez, poseía una selección de Diego Rivera. Ambos eran convocados para enriquecer las salas del Museo de Arte Moderno (que cumple este año cinco décadas de existencia). Finalmente, resume Tibol, se fundaron el Museo Carrillo Gil y la Casa-museo Diego Rivera de la ciudad de Guanajuato. “En ambos casos los precios pagados por las importantísimas colecciones fueron absolutamente simbólicos.” La primera directora del museo fue Miriam Molina, con la colaboración de Fernando Gamboa. Y se abrió con una exposición temporal de pintura y dibujo de Marcelo Pogolotti. De entonces a la fecha se han expuesto, entre otras, Juan García Ponce. Rayuela. Homenaje a la creación artística, Julio Cortázar (1985); Dadá 1916-1966 (1988); Nacho López. Fotorreportero de los años cincuenta. 150 Años de la fotografía (1989); La gráfica de José Clemente Orozco, curada por Renato González Mello (1991), Pretérito imperfecto, de Felipe Ehrenberg, curada por Cuauhtémoc Medina (1993), Cuaderno de viaje de Graciela Iturbide (1999), Translated Acts. Actos traducidos, curada por Yu Yeon Kim (2003), y Ukiyo-e: imágenes del mundo flotante (2013). Travesías “se apoya en una investigación exhaustiva en archivos públicos y privados, cuyo principal objetivo fue indagar y descubrir, a manera de memoria cartográfica, las exposiciones y bienales internacionales en las que participaron las piezas de la colección”, entre 1948 y 1974. Su propósito, destaca el museo, es “documentar la transición de la colección privada al ámbito público; esto es, su conversión en el Museo de Arte Carrillo Gil, conocido por ser poseedor de una de las principales y más ricas colecciones de arte moderno del país”. El museo recibirá en donación una obra que José Clemente Orozco realizó en 1944, un retrato de Carmen Tejero de Carrillo Gil, que enriquecerá la colección iniciada por el médico yucateco y que cuenta en la actualidad con más de 2 mil obras, entre ellas 164 dibujos, óleos y grabados de Orozco; 47 óleos y dibujos de Siqueiros; 24 óleos y dibujos de Rivera; además de obras de Gunther Gerzso y Wolfgang Paalen; la colección de estampas japonesas Ukiyo-e, y de carteles y reproducciones entre la cuales se encuentran piezas de Picasso, Rodin, Kandinsky y Klee.

Comentarios