Nueva temporada de Tattoo nightmares

viernes, 20 de junio de 2014
MÉXICO, D. F. (apro).-  Un mal tatuaje es más común de lo que se cree, pero sobretodo, con el tiempo llega a incomodar y a no gustar. Un sinnúmero de personas que se ha tatuado se arrepiente. Eso se nota en Tattoo nightmares, el show del canal Infinito que se transmite todos los martes de junio a las 20 horas. En la pantalla se ve a personas reales que ocultan sus horribles tatuajes; “dibujos” que van desde lo hilarante hasta lo perturbador y que sólo pueden ser rescatados por tres de los mejores artistas de este negocio que intentarán transformar sus pesadillas en obras de arte. Semana a semana, Jazmín Rodríguez, Big Gus y Tommy Helm, reciben a decenas de personas que buscan un milagro, pues el tatuaje que llevan bajo su ropa es el recordatorio permanente de una pésima decisión. Llama la atención que acuden a que estos artistas les pongan otra imagen pero con más calidad y sin importar el dolor ni el proceso al que se deba someter a la piel. Vale la pena recordar a famosos que acuden a expertos tatuadores para corregir, borrar, cambiar sus figuras. Por ejemplo, Johnny Depp tenía un tatuaje que decía "Winona forever" debido a que estaba muy enamorado de Winona Ryder. Después de terminar su relación, Deep cambió su tatuaje para que dijera "Wino forever" (borracho para siempre). Gucci Mane dejó al público sin palabras al ver el tatuaje en su rostro en forma de un helado, o el de Jermaine Dupri que se tatuó la imagen de Janet Jackson cuando eran esposos y ahora que están separados seguro se lamenta por tenerlo. Parece que los tatuajes son sólo caprichos y para presumir. En Tattoo nightmares se aprecia el poco valor que le dan a esa modificación del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas que inyectan tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona. Los tatuajes fueron una práctica eurasiática en tiempos neolíticos (es uno de los periodos en que se considera dividida la Edad de Piedra) y se han encontrado incluso en una momia del siglo II después de Cristo, la cual fue descubierta en 1991 dentro de un glaciar de los Alpes austro-italianos. La momia muestra 57 tatuajes en la espalda. Es conocida como el Hombre de Hielo o como Ötzi; es el cadáver humano con piel más antiguo que se ha encontrado y su antigüedad varía según distintos autores: Cate Lineberry, del Smithsonian, le ha calculado unos 5 mil 200 años de antigüedad. Pero los tatuajes se practicaron más en el Antiguo Egipto, donde eran considerados un arte, en el sentido de creación de significados rituales o simbólicos. También eran para marcar o señalar a los criminales, como fue el caso de las antiguas Grecia y Roma.  Pero por su posición en el Hombre de Hielo, las marcas cumplieron un fin terapéutico, semejante a la acupuntura. Tattoo nightmares es interesante, dinámico y diferente porque existen muchos programas sobre los tatuajes pero caen en la frivolidad, el morbo o los tabús.

Comentarios