Premio Nacional al Estudiante Universitario

martes, 24 de junio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Escribir por primera vez es el título que la Universidad Veracruzana ha puesto a la plaquette donde publica los trabajos que obtuvieron el Premio Nacional al Estudiante Universitario (2011-2013). Se trata de los trabajos de Herson Barona, Axel Juárez, Mario A. Carrillo Valenzuela, Iván de Jesús Solano Aguirre e Isaac Magaña Cantón, respectivamente por poesía (2011), ensayo (2012), poesía (2013), relato (2013) y ensayo (2013). Los títulos son: “Cartografía del fin del mundo”, “Hacia una visión holística de la sociedad”, “Aqua”, “Quizá sea una nueva máscara” y “Sergio Pitol: el prisionero emancipado”. El galardón de poesía lleva el nombre de José Emilio Pacheco, el de ensayo el de Carlos Fuentes y el de relato el de Sergio Pitol. Es Germán Martínez Aceves quien escribe el prólogo para explicar el sentido de este concurso de creación joven abierto en 1999, cuando tuvo carácter estatal, que pasó en 2004 a convertirse en nacional. Antes, los trabajos se editaban en la revista La palabra y el hombre, de la Universidad Veracruzana, que este año cumple 70 años, pero como fueron en aumento se decidió hacer una publicación especial. Los poemas de Barona son “Finisimundi”, “Final extinguible” y “El eco de la fuga”, “Paul Celan revisitado”, “Historia del viejo mundo”, “Tanto no morir”, “Souvenirs” e “Inscripción en el nuevo mundo”, que se transcribe a continuación:
Todo termina y comienza otra vez Dentro de lo que decimos O antes, Acaso detrás de cada letra. El fin del mundo no se acerca Yo voy hacia él, Este es el trazo de su ruta. Y como única sobrevivencia Escribiré la palabra
Por su parte, “Aqua” es un largo poema de Carrillo Ramírez; aquí el fragmento inicial:
Me susurra la sangre transparente, La linfa capital de la llovizna, El trino que remueve la saliva Enclaustrada en mi boca y en mis ojos. No fue en las llamas ísicas de un río O entre las trenzas donde las cascadas Terminan de curar las claras úlceras Y de suturar las llagas del tiempo Bajo faldones y velos de espuma. No fue este espejo que refleja dientes, Guijarros sin memoria, piedras tersas, En el agua liminar de mi infancia.

Comentarios