La historia de la sexualidad en México, en Canal 22

martes, 3 de junio de 2014
MÉXICO, D.F.(apro).- Una nueva serie ha sido producida por el Canal 22.  Su título es La historia de la sexualidad en México, una manera distinta de conocerla, producida por  Gabriel García, e incluye entrevistas con especialistas, dramatizaciones y animaciones. Así el público conocerá cómo eran las relaciones sociales desde épocas remotas, quién las regía y cuáles eran los vínculos aceptados. La historia de la sexualidad en México… hace un recorrido por el tiempo. Según los expertos, lasexualidad humana representa el conjunto de comportamientos que conciernen la satisfacción de la necesidad y el deseo sexual. Al igual que los otros  primates, los seres humanos utilizan la excitación sexual con fines reproductivos y para el mantenimiento de vínculos sociales, pero le agregan el goce y el placer propio y el del otro. El sexo también desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual, así como ven en ello un método para mejorar (o perder) la salud. La serie consta de 13 capítulos y se proyecta todos los martes a las 21: 30 horas, desde el pasado 27 de mayo. Cada episodio refleja costumbres morales socialmente aceptadas, las consecuencias de romper las reglas establecidas y recrea casos famosos que fueron cambiando el concepto de la sexualidad. Durante siglos se consideró que la sexualidad en los animales y en los hombres era básicamente de tipo instintivo. En esta creencia se basaron las teorías para fijar las formas no naturales de la sexualidad, entre las que se incluían todas aquellas prácticas no dirigidas a la procreación. Ahora se sabe que también algunos mamíferos muy desarrollados como los delfines, e incluso aves como los pingüinos, presentan un comportamiento sexual diferenciado, que incluye además de formas de aparente homosexualidad, variantes de la masturbación y de la violación. La psicología moderna deduce, por tanto, que la sexualidad puede o debe ser aprendida. El psicoanálisis diferencia la noción de instinto para el ser humano y considera la sexualidad en un sentido más amplio que el genital ya que el deseo sexual humano no se superpone con el instinto de reproducción. Pero también la sexualidad ha sido mal entendida y un tabú en muchas sociedades, incluso actualmente, a pesar de que ya hay más información en libros e internet. En el límite de las formas ampliamente aceptadas de conductas sexuales, se encuentran las llamadas expresiones del comportamiento sexual; como la masturbación, homosexualidad, éstas hasta no hace poco tiempo eran consideradas parafilias o perversiones de personas degeneradas o moralmente degradadas en gran parte por la influencia religiosa en la sociedad. La evolución en los usos y costumbres y el ensanchamiento del margen de tolerancia ha hecho que estas conductas se admitan como válidas en el marco de los derechos hacia una sexualidad libre. El primer capítulo se llama Adulterio e infidelidad en la época colonial, donde se aborda el tema del matrimonio como única vía para procrear, y explica cuáles eran los tribunales, instituciones o personajes encargados de castigar el adulterio. Las preguntas fueron ¿quiénes eran más infieles?, ¿los hombres o las mujeres?, ¿cuáles eran las causales de divorcio en aquella época?, ¿qué pasaba con los hijos ilegítimos? y ¿qué poder tenía la Iglesia? Lo excepcional es que en esta serie se habla de la sexualidad del mexicano de acuerdo a sus costumbres, cultura y entorno social y político.

Comentarios