Migración humana, tema del Festival Internacional de Cine de Guanajuato

viernes, 18 de julio de 2014
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Durante 10 días los desplazados del mundo “recorrerán” el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), que este año ha puesto la mirada en la migración humana, particularmente aquella que se ve forzada a salir de sus lugares de origen por las guerras, la pobreza, el exilio o la convulsión interna en sus países. La exhibición y debate sobre el cine virtual, jóvenes hackers inmersos en un trance tecnológico de 40 horas ininterrumpidas y homenajes a grandes directores, entre ellos Roger Corman, son otras de las actividades que destacan en la edición de este año. En entrevista con Apro, la directora del GIFF, Sara Hoch, afirma que a 17 años de su surgimiento como un foro para la producción de cortometrajes a cargo de directores jóvenes y nuevos talentos listos para saltar a escena, el festival ha transitado al largometraje, los guiones en competencia y las producciones sobre la identidad y pertenencia de estudiantes de México y Guanajuato, “siempre fieles a nuestra plataforma original: los nuevos talentos, nacionales y del mundo”. Hoch ve en San Miguel de Allende y en esta capital –sedes del festival desde sus comienzos– a un público exigente, trabajado desde la juventud universitaria y que ha seguido el evento a lo largo de estos 17 años, “por lo que hoy hay un contingente de treinta y tantos profesionistas que esperan los últimos días de julio para ver ‘más cine, por favor’”, lema central del GIFF. Junto con la temática de los desplazados, los ejes de este año giran en torno de las nuevas tecnologías, específicamente el cine virtual, aunque es difícil decidir hacia dónde voltear porque hay talleres para niños, de Matatena, pero también para directores y guionistas con la Vancouver Film School, entre muchas otras exhibiciones. “Este es un festival muy ecléctico, con una gran diversidad que confluye. Son muchos proyectos, como un banquete muy complementario en sí”, dice Sara Hoch. Por ejemplo, este año seis equipos de hackers (“en el buen sentido del concepto, jóvenes codificadores-programadores”, subraya Hoch) se enrolarán en una especie de maratón, el Hack Giff, para revisar durante 40 horas ininterrumpidas dónde queda la narrativa cinematográfica dentro del cine de realidad virtual. “Ya el espectador no está frente a la pantalla, sino dentro de la película; entonces estos jóvenes genios –mexicanos y extranjeros– trabajarán en generar ideas, perspectiva sobre lo que pasa con la narrativa. Por ejemplo, ¿dónde queda el derecho de autor si tú puedes manipular una cinta, ponerle una foto tuya? Queremos liderar esa discusión y generar ideas, marcar la pauta”, describe Sara Hoch. En este mismo marco, el festival será sede del estreno, el 1 de agosto –tras la finalización del Rally universitario–, de la primera película mexicana en 3D: el remake de “Más negro de la noche”, cinta de terror de 1975 que fue dirigida por Carlos Enrique Taboada, en la que participaron Lucía Méndez y Helena Rojo. La nueva versión, a cargo de Billy Rovzar, será protagonizada por Adriana Louvier, Zuria Vega y Eréndira González. “Nuestro sello no es el cine comercial, pero esta cinta tiene como particularidad ser la primera del país en 3D, y aquí será el estreno con la alfombra roja, por eso la tendremos”, además de que la proyección será en el Auditorio del estado, donde se harán proezas para que las condiciones sean las adecuadas y para que alcancen los anteojos especiales para el aforo, superior a mil 800 personas, apunta la directora del festival. El rubro de realidad virtual, añade, se completará con un espacio para que el público pruebe ropa interactiva 4D. Del otro lado de la vanguardia, el GIFF homenajeará al octagenario director Roger Corman, mítico autor de cine de terror, impulsor de las siguientes generaciones de directores (Francis Ford Coppola y Martin Scorsese, entre otros) y actores como Jack Nicholson, Dennis Hopper y Robert de Niro. Una muestra de Corman encontrará su ambientación ideal en los panteones de Guanajuato. Del fotógrafo y director de videos de grupos como Depeche Mode y Nirvana, Anton Corbijn, el GIFF presentará su tercer largometraje “El hombre más buscado” (A most wanted man), basado en el libro de John Le Carré, última película en la que participó el actor Philip Seymour Hoffman antes de su muerte, por una aparente sobredosis. La apuesta por el cine “Este festival es una apuesta. Estamos arriesgándonos siempre”, asevera su directora. Y es que el tema presupuestal es siempre una batalla en el GIFF, que en ediciones anteriores había logrado consolidar su presencia con patrocinadores privados, pero esta vez compitió en un terreno desfavorable: el futbol. “La mayoría de los patrocinadores se fueron este año con el Mundial y dirigieron sus campañas al futbol, así que fue difícil. Y el presupuesto que nos otorgan el gobierno del estado y la Federación llegó tarde, así que eso encareció el festival y también frenó un par de proyectos que requerían de planearse con anticipación”, afirma la directora. A pesar de ello, la presencia del GIFF avanza en el escenario de los festivales de cine de México y el mundo. “Le apostamos mucho a las nuevas tecnologías y a las redes sociales. El año pasado fuimos el festival más influyente de México, por encima de otros más grandes y con más presupuesto”, presume. En el marco de una nueva ley estatal de cinematografía, Sara Hoch pide que en Guanajuato se le apueste al cine como industria, para lo cual, dice, se tiene que avanzar, destrabar y solucionar la problemática de la distribución del cine nacional, particularmente del que está a cargo de los jóvenes creadores. “Las películas que se ven en los festivales no tienen espacios en las salas nacionales, siguen sin llegar al Bajío. Entonces nosotros las traemos para que estos públicos las vean. De las 3 mil 400 cintas que recibimos este año para la muestra y la competencia, 800 son mexicanas”. El eje temático de los desplazados –circunstancia que Polonia y sus habitantes han vivido en distintas épocas de su historia– no marca todo el contenido del GIFF, puesto que se pretende mantener su diversidad como otra de sus características. Un poco de todo, pues. Sin embargo, Sara Hoch destaca la presencia del cine polaco y del sacerdote Alejandro Solalinde, quien ofrecerá una conferencia magistral sobre los niños migrantes centroamericanos a su paso por México, un asunto en carne viva. De igual manera participará el cineasta español Carlos Bardem –hermano del actor Javier Bardem–, quien trae consigo una película sobre el tema. El festival arrancará en San Miguel de Allende el próximo viernes 25, con un desfile por las calles encabezado por Angélica María, la actriz que por primera vez recibirá un homenaje por su carrera cinematográfica. El cine Aldama, que en sus mejores años proyectó sus películas, será nuevamente el foro para recorrer parte de la trayectoria de la actriz en el séptimo arte. En esta capital, el festival abrirá el miércoles 30 con la exhibición de las cintas del proyecto “Identidad y pertenencia”, con la participación de jóvenes universitarios de la región que han elegido un aspecto del patrimonio local para mostrarlo.

Comentarios