Celebran 10 años de la declaratoria de Unesco a la Casa Barragán

miércoles, 2 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Este miércoles 2 se cumplió una década de la incorporación a la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de la Casa Luis Barragán, el primer bien de la categoría de patrimonio cultural moderno inscrito por México. Con ese motivo, en el Palacio de Bellas Artes (PBA), en rueda de prensa encabezada entre otros por Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta; María Cristina García Cepeda, directora general del INBA, y Nuria Sanz, representante de la UNESCO en México, se recordó cómo se logró el reconocimiento para este inmueble, “la única casa habitación de Latinoamérica declarada” por el organismo internacional, destacó García Cepeda. La casa, construida en 1948 por el arquitecto Luis Barragán (Guadalajara, 1902-Ciudad de México, 1988), fue declarada como monumento artístico por México el 24 de noviembre de 1988. Y fue incluida en la lista de UNESCO en 2004, en la ciudad china de Xuzhou, durante la 28ª Reunión del Comité del Patrimonio Mundial. Sanz recordó que si bien cuando el expediente se sometió a la calificación del Centro del Patrimonio Mundial ya estaban en la lista ciudades como Brasilia, creada por el arquitecto brasileño Óscar Niemeyer, y partes de la ciudad británica Liverpool, no había una obra a “escala individual, íntima” postulada. Le parece una “valentía mexicana” que se hubiese abierto la percepción sobre la arquitectura moderna con esta candidatura preparada “de una manera escrupulosa”, pues en este caso y frente a otras joyas del patrimonio moderno, México consiguió la inscripción de una obra de autor, “una casa, una casa de tímida fachada que lo dice todo en su interior, la Casa Barragán es una obra autobiográfica como él lo decía”. Y destacó sobre las cualidades de esa obra, propiedad del gobierno de Jalisco y la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán: “Habla de un lenguaje propio, personal, vernáculo y extraordinariamente moderno, y hace que la modernidad no sea la copia de Le Corbusier, no sea una apuesta por reiterar lo funcionalista que estaba ocurriendo en Europa, sino por darle un cuño absolutamente mexicano. Hizo una modernidad única y esa modernidad parte de un sello absolutamente personal... Su interior es un manifiesto de vehemencia arquitectónica.” La funcionaria de UNESCO recordó que fue difícil conseguir que el Comité del Patrimonio Mundial le otorgara a una “pequeña casa, de modestas dimensiones, con una enorme poesía”, el criterio número uno, que subraya “la creatividad del genio humano, esto es absolutamente importante, lo han conseguido poquísimos bienes culturales en el mundo, prácticamente ninguno en relación con la arquitectura moderna”. Titulado La casa de Luis Barragán. Un transcurso... Reflexiones a 10 años de su inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, el programa inicia este miércoles 2 a las 19:00 horas, en el Auditorio del Museo Rufino Tamayo, ubicado en el Bosque de Chapultepec, con la conferencia magistral “La arquitectura de Luis Barragán, una mirada del patrimonio moderno desde España”, a cargo del arquitecto español Eduardo Pesquera. García Cepeda recordó que Barragán obtuvo en 1980 el premio Pritzker (considerado el Nobel de la Arquitectura) para luego leer un fragmento del discurso de recepción pronunciado por el arquitecto jalisciense que eligió el barrio de Tacubaya para erigir su ahora famosa residencia y taller. La directora del INBA detalló el programa de celebraciones, en el cual concurren como organizadoras varias instancias, y prevé la realización de la mesa redonda “Barragán, origen y presencia” para este jueves 3, a las 19:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes. En ese acto participarán los arquitectos Louise Noelle Gras y Juan Palomar Verea, y el poeta Jorge Esquinca, moderados por Xavier Guzmán Urbiola, subdirector general del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). La clausura de las actividades será el viernes 4 a las 19:00 horas, en la Casa Barragán. Pero también se anunció que para el mes de diciembre, en la ciudad de Guadalajara, se organizará el Coloquio Internacional “La protección del patrimonio moderno de América”.  

Comentarios