Jersey Boys: el oscuro pasado y el brillante triunfo de The Fours Seasons

viernes, 25 de julio de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- A los 84 años, Clint Eastwood parece no aflojar el paso. Luego de la fabulosa J. Edgar (2011), el director nos trae la versión cinematográfica del musical ganador del Premio Tony, Jersey Boys: Persiguiendo La Música. La película cuenta la historia del icónico grupo The Four Seasons --liderado por Frankie Valli--, uno de los más populares allá por los años 60, antes de que los Beatles hicieran su aparición. El filme es estelarizado por Lloyd Young (quien retoma su interpretación merecedora al Premio Tony de Frankie Valli), Erich Bergen (Bob Gaudio), Michael Lomenda (Nick Massi), Vincent Piazza (Tommy DeVito), y Christopher Walken (quien interpreta Al mafioso Gyp DeCarlo). El guión y libreto musical son autoría de Marshall Brickman y Rick Elice, con música de Bob Gaudio y letras de Bob Crewe. La película está producida por Eastwood, Graham King y Robert Lorenz, con Frankie Valli, Bob Gaudio, Tim Moore, Tim Headington, Brett Ratner, James Packer y Steven Mnuchin como productores ejecutivos. Completan al equipo un gran grupo de creativos: el director de fotografía nominado al Oscar, Tom Stern (Changeling); el diseñador de producción nominado al Oscar, James J. Murakami (Changeling); el editor ganador del Academy Award, Joel Cox (Unforgiven), y el editor Gary D. Roach; así como la diseñadora de vestuario, Deborah Hopper. Detrás de los Four Seasons Al respecto de los porqués de la cinta, Eastwood comenta: “Siempre me ha encantado la música de The Four Seasons, así que supe que sería divertido retomarla, pero lo que me interesó principalmente fue cómo estos semi-delincuentes juveniles, que no crecieron en las mejores circunstancias, triunfaron en grande. Vivían al filo de la mafia, cometiendo crímenes menores y cosas por el estilo. Algunos incluso estuvieron en la cárcel. Entonces llegó la música y los sacó de ahí. Les dio algo por qué luchar.” Aunque vio la producción original de Broadway más de 30 veces, Graham King no tardó mucho tiempo en reconocer su potencial cinematográfico: “Me enamoré de ella desde la primera vez que la vi. Conocía las canciones de The Four Seasons, pero no podía creer que no supiera nada de su historia real. Para la gente como yo que adora hacer películas como The Departed y The Town, así como otras de ese género, fue algo perfecto porque involucraba ese aspecto de la mafia callejera, además de las canciones de ese periodo. Tenía todos los elementos para hacer una película espectacular.” La leyenda llamada Frankie Vallie Es innegable que la pieza clave del sonido de The Four Seasons era el falsete de Frankie Valli. Al respecto, el actor John Lloyd Young, quien interpreta a Valli, declara: “Las canciones son parte del tapiz de la era, pero las letras siguen siendo vigentes para todos hoy en día y las melodías son muy contagiosas. Pero creo que la base de su ascenso a la fama es lo fascinante. Se trataba de chicos violentos y desharrapados de Jersey con un sueño, que llevaron la energía de las calles de Jersey al estudio de grabación y se convirtieron en un fenómeno. Es la clásica historia de pobres a ricos.” Eastwood complementa con lo siguiente: “Frankie Valli me dijo que ser un cantante en ese vecindario por aquellos años era difícil. Tan sólo por cantar bajo los faroles de la calle fueron sometidos a un gran ridículo…hasta que fueron un gran éxito, por supuesto. Pero requirieron de mucha perseverancia para superarlo.” Pero todo fuera como eso, el productor Robert Lorenz afirma que el inicio del éxito los llevó a enfrentar situaciones para las que no estaban preparados: “Con el dinero y la fama llegaron nuevos problemas, personales y profesionales; Intentaban alejarse del vecindario, pero descubrieron que nunca podrían escapar del todo de su influencia sobre ellos y sobre lo que eran.” El rol de Clint Eastwood El productor de la cinta, King, reconoce que la música del proyecto fue una de las principales razones por la que buscó a Eastwood para dirigir la cinta: “Clint es un cineasta increíble y sabía que amaba la música, en especial el jazz. El sonido de The Four Seasons emergió del jazz y la era de la big band, así que me pareció que sería su fuerte. Sin previo aviso, le mandé el guión y a los dos días me llamó para decirme quería hacer la película.” Una vez a bordo, Eastwood unió fuerzas con el director de la versión musical, Ron Melrose, para que fungiera como su consejero musical, así como al coreógrafo Sergio Trujillo. Frankie Valli y Bob Gaudio, miembros originales de la banda, se sumaron como productores ejecutivos. Un detalle interesante de la puesta en escena, es el hecho de que los actores rompen la convención de la cuarta pared y le hablan al público; recurso que se retoma en la cinta. “Cada miembro de The Four Seasons cuenta la historia desde su propio punto de vista --explica el guionista Rick Elice--, no estábamos seguros de que ese elemento funcionaría en la pantalla, pero por suerte Clint es un genio. Es una estructura interesante y también es muy cautivador que los personajes nos hablen directamente; hace que la película sea una experiencia interactiva, en primera persona y nos engancha emocionalmente con la historia.” Marshall Brickman añade: “Como una película es mucho más flexible que el teatro en cuanto a narrativa, además de poder cambiar de escenarios y locaciones, pudimos adentrarnos y mostrar más de su mundo, con esas memorables canciones que siempre nos motivan.”

Comentarios