Lauren Bacall y su pasión por el teatro

miércoles, 13 de agosto de 2014
MÉXICO, D. F., (apro).- Una de las diosas de la edad dorada de Hollywood, Lauren Bacall, falleció ayer a los 89 años de un derrame cerebral en el emblemático edificio Dakota, en Nueva York, donde fue asesinado John Lennon. Radicaba ahí desde hace décadas por su cercanía con Broadway, el emblemático corredor teatral de Estados Unidos, donde inició su carrera y deseaba participar en obras. En 1942, hizo su debut con Johnny 2 X 4, una obra en tres actos de Rowland Brown, bajo la dirección de Anthony Brown. Luego sólo se dedicó al cine, pero regresó al escenario teatral en 1959 con Goodbye Charley, luego hizo Flor de cactus (1965) y los musicales Aplausos (1970) y La mujer del año (1981) y en Londres actuó en el drama Dulce pájaro de juventud (1985), de Tenessee Williams. Y hacia 1999 hizo su última intervención teatral con Waiting in the Wings. Varias veces declaró que el teatro le encantaba y la inspiraba porque allí nació como actriz. Su verdadero nombre era Betty Joan Weinstein Perske. Nació el 16 de septiembre de 1924 en Nueva York, de sangre polaca, germana y rumana. No le gustaba hablar de su origen judío. Pero conquistó por su belleza, coronada con unos labios carnosos y una mirada felina que logró derretir al tipo más duro de la pantalla, Humphrey Bogart. Ambos vivieron una de las relacionas más envidiadas de Hollywood, comprometidos especialmente contra la caza de brujas del senador Joseph McCarthy, esa acción fue llamada macartismo, que se desarrolló entre 1950 y 1956, durante el cual el senador desencadenó un extendido proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras contra personas sospechosas de ser comunistas. Los sectores que se opusieron a los métodos irregulares e indiscriminados de McCarthy denunciaron el proceso como una caza de brujas y llevó al destacado dramaturgo Arthur Miller a escribir su famosa obra Las brujas de Salen (1953). Pero es el séptimo arte que le da la fama a Bacall. Participó en unas 40 películas. Tener y no tener (1944) es la primera aparición en la pantalla de la actriz y contaba solamente con 19 años y revela la gran química con Bogart, allí se enamoraron. Bacall se casó con Bogart, ya divorciado y de 45 años, en 1945, y siguió a su lado hasta la muerte del actor en 1957, debido al cáncer. La relación comenzó entre bambalinas, estableciéndose una gran afinidad entre ambos actores y 18 meses después ya eran esposos. De la unión con Bogart nacieron dos hijos: el productor de noticias Stephen Bogart y Leslie Bogart. Su segundo esposo fue el también actor Jason Robards (de 1961 hasta su divorcio en 1969). Se separó debido a problemas de alcoholismo por parte del actor. De esta unión nació el actor Sam Robards. Bacall generó positivas críticas con su actuación en Tener y no tener, con guión de Jules Furthman y William Faulkner, basado en la novela homónima de Ernest Hemingway. La película fue dirigida por Howard Hawks, quien llamó a Bacall al conocer su trabajo como modelo. En la trama, Harry Morgan (Bogart) se gana la vida en la isla de la Martinica alquilando su barco de recreo pero la situación derivada de la guerra en Europa hace que el negocio no prospere y tendrá que aceptar una misión de la resistencia francesa. Hawks trasladada la novela a la situación bélica que vivía el mundo. Bacall nació del matrimonio de dos emigrantes judíos. William Perske (nacido en 1889 como Wulf Perski en Polonia; fallecido en Estados Unidos en 1982) y Natalie Weinstein-Bacal (nacida en 1901 en Rumanía como Natalie Weinstein; fallecida en Estados Unidos en 1972). Su madre se cambió el apellido primero por Weinstein-Bacal y luego por Bacall. Su hija emplearía el segundo apellido materno. Fue prima-hermana de Shimon Peres, el noveno presidente de Israel, ya que el padre de Lauren y el padre de Shimon fueron hermanos. La actriz, con 15 años de edad, ingresó en la American Academy of Dramatic Arts y para costearse sus estudios trabajó como modelo y acomodadora en un cine. Repitió actuación con Bogart en The big sleep (El sueño eterno), Dark passage (La senda tenebrosa), y Key largo (Cayo largo). En 1953, Bacall participó junto a Marilyn Monroe y Betty Grable en la comedia Cómo casarse con un millonario, con gran éxito de crítica y taquilla.

Comentarios