"Ocurrencia", el parque de Cholula, acusa sindicato del INAH

lunes, 15 de septiembre de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) calificaron como una “ocurrencia” que podría generar un estallido social el proyecto del gobernador Rafael Moreno Valle de construir un parque en las faldas de la pirámide de Cholula. En un desplegado publicado en la prensa nacional, los trabajadores sindicalizados señalaron que el proyecto viola la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y atenta contra los derechos humanos de los habitantes de Cholula. “Se supone que será un parque temático, que conforme a las palabras del gobernador poblano 'dignificará la zona, atraerá turistas y generará riqueza'. Así entonces, ¿no son dignas las actividades agrícolas y comerciales que se llevan a cabo en el lugar ¿No son importantes los actos de socialización y praxis religiosa que se realizan en esa área? ¿Por qué siete culturas?", cuestionan los trabajadores. También advierten que el parque que pretende construir el gobierno de Moreno Valle, con el apoyo de los ayuntamientos de San Andrés y San Pedro Cholula, no fue consultado con la ciudadanía y, por si fuera poco, se contrapone con las costumbres culturales de los cholultecas, por lo que la insistencia en imponerlo podría generar un estallido social. Los profesores investigadores del INAH, agrupados en la delegación sindical DIIIA1, exigen a la directora general de la dependencia, María Teresa Franco, que el instituto no sea “cómplice" en ese proyecto y cumpla con la misión para la que fue creado, de proteger el patrimonio cultural, histórico y artístico del país. "La zona arqueológica de Cholula es objeto de conservación para la realización de investigaciones, por lo que en su momento deberá incorporarse al conocimiento y difusión de su espacio prehispánico y social de uso actual", señalan en el desplegado. Según la información aportada hasta ahora por Moreno Valle, el parque contará con plazas, fuentes, espejos de agua, áreas para comercios y puestos de comida, así como un teatro al aire libre y canchas deportivas, entre otros atractivos. Hasta ahora las expropiaciones realizadas contra los propietarios de las 21 hectáreas que circundan la pirámide y el templo de la Señora de los Remedios se encuentran detenidas por dos suspensiones provisionales concedidas por la justicia federal a los vecinos inconformes con el proyecto. Igual ocurre en el caso del edificio del exHospital Psiquiátrico que fue expropiado por el gobierno estatal a finales de agosto, pero que fue retornado a religiosos de la orden de San Juan de Dios, quienes promovieron un amparo y obtuvieron la suspensión definitiva. Aunque el gobernador asegura que el inmueble servirá para “dignificar” el museo de sitio, los habitantes insisten en que existe el proyecto de aprovechar las más de dos hectáreas que abarca la construcción para dar paso a un hotel de lujo.

Comentarios