Estrenan la película "El nudo del diablo", de Atom Egoyan

martes, 16 de septiembre de 2014
MÉXICO, D. F., (apro).- Después de recorrer festivales internacionales, como el de San Sebastián y Toronto, la película El nudo del diablo (Devil’s Knot, Estados Unidos, 2013), del célebre director canadiense de cine independiente Atom Egoyan, llega a México. Está basada en un triple homicidio ocurrido en la ciudad de West Memphis, Arkansas, hace 21 años, que acaparó los tabloides, conocido como el caso Los tres de Memphis, y el nominado al Óscar por Dulce porvenir (The Sweet Hereafter) en 1997, Egoyan retoma incluso usando los nombres reales de los involucrados. El guión, escrito por Paul Harris Boardman y Scott Derrickson, es una adaptación del libro Devil's Knot: The True Story of the West Memphis Three, de Mara Leverit, donde se narra la totalidad de esta historia, publicada en 2002. En el texto se incluyen las pruebas aportadas por la defensa y la investigación periodística de la cadena de televisión HBO Paraíso perdido: los crímenes de las Colinas de Robin Hood, elaborada por el cineasta Adam Pashley, el guionista Burk Sauls y la fotógrafa Kathy Bakken, que demuestra contundentemente la inocencia de los inculpados. Se estrena el 18 de septiembre en las pantallas de la Cineteca Nacional. La trama se centra en dos personajes, el investigador privado Ron Lax, interpretado por Colin Firth, y Reese Witherspoon, en el papel de Pam Hobbs, madre del niño que murió de manera distinta y más cruel que los otros dos. Hobbs, a pesar de estar abatida por el dolor y la sed de justicia, parece ser la única, además de Lax, que se da cuenta de que no puede ignorar el hecho de que se está acusando injustamente a tres jóvenes, mientras que los asesinos de su hijo siguen en libertad. El 5 de mayo de 1993, un pequeño poblado rural del suroeste de Estados Unidos se conmocionó con la desaparición de tres niños de ocho años, que posteriormente fueron encontrados en el bosque y con evidentes indicios de haber sido torturados y brutalmente asesinados. Casi de inmediato se montó un operativo policial y apenas unas horas después se habían capturado a tres presuntos culpables: Demian Echols, de 19 años, interpretado en este filme por James Hamrick, quien fue condenado a muerte por este hecho; Jason Baldwin (Seth Meriwether), quien recibió una cadena perpetua y que tenía 17 años de edad cuando sucedió el homicidio, y Jessie Lloyd Misskelley (Kristopher Higgins) que por presentar un bajo coeficiente intelectual, recibió un trato especial y sólo fue condenado a 40 años en prisión. Luego de un largo juicio de más de dos años, en el que la defensa presentó todo tipo de pruebas que fueron ignoradas y desestimadas, el jurado, influido por la histeria colectiva, el deseo de venganza de los padres y los medios de comunicación que hicieron de este hecho uno de los más mencionados en las noticias de la época, declararon culpables a los acusados. Las pruebas y hechos que el jurado tomó en cuenta para determinar sus sentencias se sustentó en el comportamiento “extraño” de los tres jóvenes, quienes supuestamente eran practicantes de ritos satánicos y asesinaron a los tres niños en un extraño ritual de invocación al demonio. Después el filme recorrerá las salas de arte de la República Mexicana. Cabe resaltar que en su tercera edición, el Festival Internacional de Cine de Los Cabos, a realizarse en noviembre, hará un homenaje a Egoyan, y si el festival no es suspendido por los desastres que causó la tormenta Odile.

Comentarios