Anand gana el Masters de Bilbao

miércoles, 24 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Ruslam Ponomariov, Viswanathan Anand, Francisco Vallejo Pons y Levon Aronian, acaban de jugar el torneo 2014 de maestros en Bilbao. El promedio de rating de este torneo es 2754 puntos Elo y lo ubica como torneo categoría 21. Entre las curiosidades de esta justa es que se usó el sistema de puntuación del futbol soccer, 3 puntos por victoria, 1 por empate y 0 por derrota. Anand, el de la India, el llamado "Tigre de Madrás", ganó convincentemente. Perdió una partida en la última ronda, cuando ya había ganado el evento. Ganó tres partidas (dos de ellas al representante español, Vallejo Pons), y parece haber demostrado que empieza a recuperar el camino a la victoria. El año pasado Anand perdió el título de Campeón del Mundo frente a Magnus Carlsen, de Noruega, y un par de meses después, decidió jugar el torneo de candidatos. Para sorpresa de muchos, Anand lo ganó y ahora, en noviembre de este año, buscará la revancha frente al noruego, en un match que se jugará en Sochi, Rusia, ciudad que fue la sede de los juegos olímpicos de invierno hace poco tiempo. El segundo puesto fue para Aronian, quien no perdió partida pero teniendo el honor de ganarle al campeón en la última ronda. Levon Aronian es uno de los jugadores más fuertes del planeta. Actualmente el número tres del mundo (recién desplazado del segundo lugar mundial por el italiano Caruana, después de la actuación de éste en San Louis Missouri), Aronian siempre ha sido considerado un futuro candidato a campeón del mundo, pero aparentemente no basta en ajedrez con jugar muy bien, sino con una actitud que sólo parecen poseer los jugadores más aguerridos, ese afán de triunfo, que es lo que en muchos casos llaman "hambre de ajedrez". En el tercer puesto, está el excampeón mundial Ponomariov, quien ganará el título al derrotar a Ivanchuk, otros de los grandes jugadores del planeta, en esos campeonatos por el título mundial que la Federación Internacional implementó bajo el sistema Wimbledón y que fueron un relativo fracaso. Aparentemente la FIDE, buscando nuevas fórmulas para competencias, cometió el error de poner el título mundial en torneos donde todo puede pasar. Ponomariov es un fortísimo jugador, pero parece estar relativamente lejos del nivel de campeón mundial. Obviamente nada de esto es culpa del ucraniano. Si la FIDE hace un campeonato por el título mundial y Ponomariov lo gana, es el legítimo campeón y merece los grandes aplausos. El punto es que los largos encuentros a 24 partidas, los matches de tradición por el campeonato del mundo, amén de haber acortado los tiempos para la realización de los mismos, parece haber devaluado este título, que finalmente es el más alto que puede tener cualquier jugador en el planeta. Finalmente terminó en último lugar Paco Vallejo, quien logró una victoria, dos empates y tres derrotas. Paco es probablemente el ajedrecista más fuerte en España y de hecho es el campeón español. Tiene un gran estilo pero desde luego, no se está jugando al parchis, sino al ajedrez y la preparación puede ser muy compleja, amén de que estamos hablando de contendientes de clase mundial. Sin duda Paco sacará las conclusiones pertinentes y lo veremos próximamente en otros encuentros de alta calidad. Así termina un gran torneo con la victoria de Anand, quien parece estar en gran forma y si sigue así, no parece ser fácil que Magnus Carlsen pueda vencerlo como hizo en la India el año anterior. El match por el campeonato del mundo parece empezar a agarrar momentum. Estaremos al pendiente, desde luego.

Comentarios