Con dos años de retraso, abren la videoteca "Carlos Monsiváis" en la Cineteca

miércoles, 24 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Con casi dos años de retraso, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) finalmente abrió las puertas de la Videoteca Digital “Carlos Monsiváis” dentro el complejo de la Cineteca Nacional. El anuncio se hizo apenas unos días después de que el Senado dio a conocer que investigará el destino de los cerca de mil millones de pesos que se destinaron a la construcción y remodelación del Centro Cultural Elena Garro, los Estudios Churubusco Azteca y la propia Cineteca Nacional, obras que dejó inconclusas la administración pasada. Con un acervo de 5 mil títulos, en su mayoría de filmes mexicanos, la Videoteca se convierte en “una gran herramienta de consulta para maestros, estudiantes y público especializado en el séptimo arte”, dice su director Alejandro Pelayo Rangel, quien resalta que el acervo de materiales videográficos digitalizados aumentará paulatinamente. El funcionario comenta también que aparte de los materiales producto del trabajo de las áreas de Acervo Videográfico e Iconográfico y el Centro de Documentación de la institución que encabeza, el nuevo espacio dispone con alrededor de 2 mil piezas en formato DVD y VHS de la colección del cronista de la ciudad Carlos Monsiváis, la cual se integra como parte esencial de este espacio, motivo por el cual la videoteca lleva el nombre del escritor fallecido en junio de 2010. Para la remodelación de la Cineteca Nacional se presupuestaron 540 millones de pesos en el sexenio anterior y no se terminó. La nueva administración realizó transferencias por 7 millones para cubrir costos extraordinarios de diseño. En marzo pasado, Conaculta erogó otros 27 millones para avanzar en la conclusión de la obra, y más tarde destinó otros 30 millones de pesos para ejecutar trabajos urgentes para la correcta operación de las instalaciones. Es decir, sólo a la Cineteca se le han invertido más de 600 millones de pesos. El escritor y crítico de cine, Carlos Bonfil, dijo que la Videoteca será motivo de gran orgullo para Carlos Monsiváis, pues es significativo que su colección personal de películas forme parte del acervo disponible al público: “Su muy íntimo Círculo de Cinéfilos Emma Roldán --como llamaba el escritor a las tertulias cinematográficas que se realizaban en su casa-- es hoy transformado en una videoteca pública que lleva su nombre y que además cuenta con las mejores condiciones de conservación, ahora resguardado, protegido y digitalizado”, dice. Beatriz Sánchez Monsiváis, prima del también novelista y cuentista, agradeció el apoyo de la institución para resguardar uno de los más importantes tesoros del cronista: “Muchas de las artes eran su pasión y después de la literatura, la música y el cine eran de sus favoritas. Y tenía gustos tan variados y ricos, que se podrá dar cuenta de ello con la vasta colección que hoy integra la videoteca inaugurada en su honor.” La videoteca se ubica a un costado de la Sala 3, Fernando de Fuentes, y prestará servicio de 9 a 18 horas, de lunes a viernes, y para acceder a ella será necesario tramitar una cuenta de acceso, el cual si bien es para todo el público, dará prioridad a los investigadores y estudiantes del séptimo arte. Por ello, será necesario escribir una carta de intención de uso del espacio y los materiales, con lo que se espera el óptimo uso del material dispuesto y enfocado a la investigación y estudio. Este espacio consta de 21 cabinas para consulta. El acervo se presenta de manera digital, evitando así el deterioro de los materiales originales, los cuales se encuentran resguardados en las bóvedas de la Cineteca Nacional.

Comentarios