Muere la actriz cubana Ninón Sevilla

jueves, 1 de enero de 2015
MÉXICO, D. F., (proceso.com.mx).- La bailarina, cantante y actriz Ninón Sevilla, una de las principales representantes del Cine de Rumberas, falleció de un paro cardiaco a los 85 años de edad. El músico Genaro Lozano, su hijo, informó a los medios que murió a las 16 horas de este 1 de enero. La artista popular, nacida el 10 de noviembre de 1921 en La Habana, Cuba, fue hospitalizada en el Distrito Federal desde el viernes pasado por padecer neumonía. “Mi mamá era guadalupana de hueso colorado, ya está con ella”, expresó el líder del grupo Trapiche, quien a lo largo de estos últimos cinco días no se apartó de su mamá; no detalló aún dónde será velada. Su nombre verdadero era Emilia Pérez Castellanos e inició su fama en el cine mexicano en la época de los cuarenta y cincuenta. Llegó a México contratada por el empresario, productor y director puertorriqueño Fernando Cortés para trabajar en el Teatro Lírico de la Ciudad de México. Después la buscaron para formar parte del espectáculo encabezado por la argentina Libertad Lamarque. Debutó en el Teatro Degollado en Guadalajara. Su número musical logró tal éxito que superó en aplausos a la misma Lamarque. Entonces, el productor de cine Pedro Arturo Calderón le ofreció trabajar en el medio fílmico. Su iniciación fue con la cinta Carita de cielo (1946), con María Elena Marqués y Antonio Badú. Y se convirtió en artista exclusiva de Producciones Calderón. Tuvo ofertas de estudios de Hollywood pero a la cubana no le interesó. Luego laboró en Pecadora (1947) y Señora Tentación (1948). En el filme Revancha (1948), Ninón alterna por primera vez con el cantante y compositor Agustín Lara, con quien realiza dos cintas más: Coqueta (1948) y Perdida (1949). Revancha también marcó el inicio de sus colaboraciones fílmicas con el director Alberto Gout, quién contribuyó a consolidar a Ninón como una de las grandes figuras eróticas del Cine Mexicano. Sin embargo, se le recuerda más con el largometraje Aventurera (1950), también dirigida por Gout, con quien también rodó cintas como Sensualidad (1950), Mujeres sacrificadas (1952) y Aventura en Río (1953), esta última filmada en Brasil, donde Ninón era un verdadero ídolo. Emilio El Indio Fernández fue otro cineasta que la dirigió, en Víctimas del pecado (1951) y Llévame en tus brazos (1954). Hacia 1955 hizo su única intervención en la comedia musical con la cinta Club de señoritas, junto al cómico Joaquín Pardavé. Además, películas de Sevilla como Mulata (1954) y Tambaó (1956), fueron las primeras producciones del cine mexicano en incluir argumentos basados en la Santería y otras tradiciones y elementos de la cultura afrocubana. Al final de su carrera hizo telenovelas en Televisa.

Comentarios