Dan el último adiós a Flores Marini, defensor del patrimonio cultural

lunes, 12 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Con una trayectoria de más de 50 años en defensa del patrimonio monumental mexicano y latinoamericano, la tarde de este lunes familiares y amigos dieron el último adiós al arquitecto Carlos Flores Marini, quien murió el pasado domingo a los 78 años de edad. Flores Marini formó parte del comité de redacción de la Carta Internacional para la Conservación y Restauración de Monumentos y Sitios (1964), la célebre “Carta de Venecia”, que en el 2014 celebró su 50 aniversario. Firmada junto con Austria, Bélgica, España, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, Perú, Polonia, Portugal, Túnez y especialistas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el Centro Internacional de Estudios para la Conservación y la Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM), la misiva es una referencia mundial sobre cómo proceder frente a una restauración monumental. Según un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia de mayo del año pasado, Flores Marini recordó el propósito central de dicha Carta: “Después de la Segunda Guerra Mundial se empezó la reconstrucción de muchas ciudades europeas que habían sido devastadas por la guerra, pero sin un criterio claro de intervención. En ocasiones se hacía una reconstrucción total de la urbe, como ocurrió en Varsovia; o bien se implementaba una arquitectura moderna sin tener un plan definido, por lo que el belga Raymond Lemaire decidió que uno de los documentos fundamentales sería la carta”. “Continúa siendo un documento preciso, incisivo y claro. Da lineamientos generales, señala métodos a seguir, explica qué cosas se pueden hacer y dónde frenar una restauración; cada país se lo apropia y pone sus propios límites, pero es muy claro en sus enunciados, y no permite duda alguna”, dijo Flores Marini. Premio Sescosse 2014 El jueves 11 de diciembre de 2014, Carlos Flores Marini cerró el ciclo Arquitectura: memoria y futuro en el Palacio de Bellas Artes, con la charla Del Castillo al Palacio, una visión hacia el siglo XXI, en la sala Adamo Boari del máximo recinto cultural. En aquella plática recorrió el proceso evolutivo de las edificaciones y monumentos de avenida Paseo de la Reforma. Ahí, según un comunicado del INBA, calificó a la Alameda Central como “un sitio de intercambio entre la ciudadanía”. Sin dejar de mencionar el Hemiciclo a Juárez y la reciente recuperación del parque, dijo que la cruzada estará completa cuando se recuperen las pérgolas. Esa conferencia sirvió de preámbulo para que recibiera el Premio Federico Sescosse, en honor al ilustre zacatecano que logró la nominación de su estado natal como Ciudad Patrimonio Universal de la Humanidad por la Unesco. El Comité Nacional Mexicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, organismo de la propia Unesco, le entregó la condecoración el pasado sábado 13 de diciembre. Especialista en conservación y restauración del patrimonio monumental en México y América Latina, desde 1967 Flores Marini fue profesor titular en la UNAM, en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía del INAH. De 1977 a 1981 fue director de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Fundó el comité mexicano del ICOMOS y lo presidió 1991 a 1997. Su trabajo fue reconocido en 2011 por la Unesco, cuando fue nombrado miembro de honor del ICOMOS Internacional. De acuerdo con el INBA, el especialista desarrolló trabajos en centros históricos de Latinoamérica, entre los que sobresale el proyecto para la restauración del Alcázar de Colón en Santo Domingo, República Dominicana. También intervino en proyectos similares en Salvador de Bahía, Brasil; Cartagena de Indias, Colombia, y Panamá Viejo, El Casco Antiguo y Portobelo, en Panamá, entre otros. Fue profesor emérito de la Academia Nacional de Arquitectura y miembro de las academias Mexicana de Arquitectura y la de San Jorge de Barcelona. Publicó cerca de 30 libros y más de 400 artículos, dictó conferencias en distintas partes del mundo y dirigió cursos especiales en universidades y centros educativos de América y Europa.

Comentarios