Relatos salvajes: Venganza y placer

lunes, 5 de enero de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Dirigida por Damiáns importa es que as son un extra, lo que mtifica, el humor ayuda a sobrellevar el dolor...star presente, s entre dos personajes án Szifrón, la cinta Relatos salvajes (Argentina,2014) es un maravilloso compendio de historias cuyo hilo conductor es la venganza, una fuerza resultante de la lucha de poder entre los seres humanos, ya sea en el plano amoroso y existencial o el familiar, cívico y político, pasando por la lucha de clases. Relatos salvajes es un caleidoscopio de emociones: hace reír, conmueve, sorprende y hasta es capaz de horrorizarnos cuando pone al descubierto las más bajas pasiones. Y lo sorprendente es que no se siente como un pastiche sin sentido. El filme, nominado al Oscar a Mejor película en lengua extranjera, está compuesto por seis historias: La primera versa sobre un músico que es ninguneado por todos los seres que lo rodean; la segunda gira en torno a una mesera que se topa con un terrateniente ligado a la muerte de su padre; la tercera cuenta el choque entre dos personajes que van por carretera y que pertenecen a clases sociales opuestas; la cuarta, estelarizada por el gran actor Ricardo Darín (El secreto de tus ojos), narra la historia de un neurótico padre de familia que se involucra en una pelea contra el ayuntamiento de su ciudad; la quinta trata sobre un adolescente rico que, luego de una noche de copas, comete un asesinato, y la sexta se desarrolla durante una fastuosa boda, donde un secreto amenaza con la felicidad de los novios. Relatos salvajes empieza suavecito… haciéndonos creer que un ligero humor negro recorrerá toda la cinta; sin embargo, el tono va subiendo, y aunque el humor negro nunca deja de estar presente, la desgracia de los personajes se siente cada vez más y más: la venganza se entiende, pero no se justifica, y ese humor ayuda a sobrellevar el dolor… Al final, las risas son un extra, pero lo que más importa es la capacidad de Szifrón --quien también hace el guión-- de retratar las pasiones humanas con tal maestría que las historias en cuestión invitan a reflexionar sobre lo más profundo de nuestra naturaleza y, por supuesto, sobre la prudencia de nuestra ira y los actos que vengarán nuestro dolor.

Comentarios