Critica el cineasta Cuarón la actitud contra la migración

jueves, 15 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Director de películas como Harry Potter y el prisionero de Azkaban y Gravity, por la que obtuvo un Oscar en 2013, el cineasta mexicano Alfonso Cuarón criticó la actitud hacia la migración. “El problema no es la migración, sino la actitud hacia la migración” dijo y reveló que él mismo ha sido víctima de los controles migratorios. Previo a la premier de la película “Desierto”, dirigida por su hijo Jonás Cuarón en la céntrica plaza de Leicester Square, en Londres, el cineasta habló con un grupo de periodistas sobre la importancia de tocar el tema migratorio en un thriller donde el personaje principal es el percibido como “el otro”, el migrante. Alfonso Cuarón, quien fue el productor de la cita exhibida en el marco del Festival de Cine de Londres, compartió con los periodistas su propia experiencia como inmigrante en Reino Unido. “He estado en conversaciones aquí donde la gente comienza a hablar mal de los migrantes y yo les digo que yo también soy migrante (…) He tenido la fortuna de ser algo así como un migrante de lujo pero ¿porque hay aceptación hacia mí y no hacia los otros?”, cuestionó. Y afirmó que, pese a ser reconocido, le ha sido difícil conseguir un pasaporte mexicano. De hecho, dijo, dirigir Harry Potter y el prisionero de Azkaban, le abrió puertas en los controles migratorios. “No sabes qué difícil es tener un pasaporte mexicano para viajar. No sabes cuántas horas he pasado en oficinas pequeñas donde revisan todos mis documentos y luego si me ‘googlean’ me dejan pasar porque dirigí Harry Potter. Harry Potter me ayudó muchísimo en migración”, bromeó. La película de Jonás, dijo, es un acierto, al tener como personaje principal, como héroe, al migrante, encarnado en el largometraje por Gael García. “Cuando usas una película de género trabajas solo con un personaje y ahora estás trabajando con un personaje que es percibido como ‘el otro’, tu héroe es ‘el otro’ y fue un acierto de Jonás haber elegido a una estrella (Gael García) que es una víctima”, subrayó Cuarón. En la cita, García interpreta a un inmigrante mexicano que viaja a Estados Unidos con un grupo de indocumentados, pero su vehículo se descompone en el desierto y se ve obligado a seguir a pie mientras es perseguido por un psicópata estadunidense. Durante el debut de la película, que se presentó la noche del miércoles pasado con un lleno total en una sala de la plaza Leicester Square, Cuarón estuvo al lado de su hijo en todo momento.

Comentarios