Alcalde busca impedir que la película "Sicario" llegue a Ciudad Juárez

viernes, 2 de octubre de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El alcalde de Ciudad Juárez, Enrique Serrano Escobar, afirmó que hará lo posible para que la película "Sicario" –que este fin de semana se estrena en Estados Unidos– sea censurada, porque daña la imagen de su municipio y recuerda a los ciudadanos "épocas pasadas" que no vale la pena traer al presente. Serrano no sólo pidió a los juarenses que no vean la cinta protagonizada por Benicio Del Toro y Emily Blunt, también envió un mensaje al director Denis Villeneuve y al escritor Taylor Sheridan, así como a Emily Blunt, Benicio del Toro, Josh Brolin y Jon Bernthal, criticando la producción. El área de comunicación social del ayuntamiento de Juárez dio a conocer que el alcalde ya entabló comunicación con abogados americanos que están interesados en llevar el caso, para impedir que la película llegue a Chihuahua. De acuerdo con ‘El Diario’ de El Paso, Texas, la postura de Serrano “choca” con la del regidor paseño Peter Svarzbein, quien llamó a ver la cinta con “ojos críticos” y organizó una función especial que proyectarán este domingo. Posteriormente un panel de expertos discutirá el contenido, porque "Sicario", dijo, retrata bien las comunidades fronterizas. El representante del Distrito 1 del Cabildo de El Paso señaló que boicotear el filme no es el camino correcto para abatir la problemática, y sugirió tener una discusión racional sobre el tema. “Veámosla, veamos que sirve y que no, pero hay que utilizar esto como un catalizador para que comencemos a hablar sobre el tema y que busquemos tener más control en cómo nos promovemos y promovemos nuestra ciudad”, agregó. En contraparte, el alcalde juarense envió una carta abierta al staff de la película estadunidense, donde advirtió que su gobierno considera la posibilidad de demandar a los productores, "porque hay un daño efectivo en contra de la propia comunidad". En los últimos días, Serrano ha pedido a los juarenses que no vean el filme porque "es algo que habla mal de la ciudad, sin que estemos negando lo que haya sucedido. No tenemos por qué hablar mal de la propia familia cuando se tiene un problema adentro, y en este caso somos la propia familia juarense la que se siente agraviada con ese tipo de películas”. La película, que en mayo pasado se estrenó en el festival de Cannes, cuenta la historia de un agente idealista del FBI (Emily Blunt) se alía con un líder del narcotráfico (Benicio Del Toro) para atrapar a un jefe del principal cártel durante la guerra contra la delincuencia organizada, según los promocionales. "Desafortunadamente para abordar el tema de lucha entre cárteles de droga utilizaron la imagen de Ciudad Juárez y la proyectan (la película) a nivel internacional como ciudad peligrosa, sin ley ni orden", criticó el alcalde. Utilizan y lucran con la nobleza de la comunidad binacional, donde las puertas están abiertas para el intercambio comercial, turístico y cultural, agregó, e insistió en señalar que los episodios de violencia ya pasaron y no es grato que los juarenses y paseños los revivan, pues desde hace tres años las estadísticas criminales comenzaron a bajar. Además, recordó que en agosto de 2014 el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, visitó Juárez, estuvo con él y con el gobernador César Duarte, caminaron solos por el centro de Juárez y pudo constatar quiénes son los juarenses realmente. Por ello, reprobó el éxito taquillero de la película porque “denigra la región”, y exigió respeto o, por lo menos, que los juarenses y paseños no vean "Sicario".

Comentarios