Obligada la salida de Cremoux de Canal 22, considera Sosa Plata

viernes, 2 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Para el analista en medios de comunicación Gabriel Sosa Plata, la salida de Raúl Cremoux de la dirección del Canal 22 es un proceso que debía darse por la relación con los trabajadores, particularmente los periodistas de la televisora, que ya era “muy tensa” y no permitía sacar adelante los proyectos. Desde mediados de este año, Marco Lara Klahr y Marcos Daniel Aguilar Ojeda, trabajadores del llamado canal cultural, denunciaron censura informativa y acoso laboral por parte del funcionario, así como problemas de recorte presupuestal. La inconformidad escaló tras el despido de varios trabajadores, entre ellos el director de Noticias, Juan Jacinto Silva, por rechazar la orden de Cremoux de no tocar el tema del despido de Carmen Aristegui de MVS Radio. Finalmente, ayer por la noche, Lara Klahr informó a través de su cuenta de Twitter la salida de Cremoux. Esta mañana, éste admitió el hecho en una breve declaración al diario Reforma, aunque dijo que será el próximo domingo cuando el secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, dé a conocer oficialmente su salida y anuncie cambios en diversas dependencias de la dependencia. Sosa Plata comentó que en la televisora se dieron prácticas que no son adecuadas para una buena relación con los trabajadores, pues por parte de la dirección no hubo disposición al diálogo, “es uno de los factores --supongo-- que habrá tomado en cuenta el secretario de Educación Pública y que están motivando su salida”. Egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Xochimilco, el analista de medios de comunicación recuerda que en la propia televisora se aludió al conflicto con los trabajadores, quienes pidieron derecho de réplica, pero no se les dio. “Es muy lamentable en un medio público porque en éstos se deben garantizar los derechos de la audiencia y obviamente los trabajadores, en el momento en que fueron aludidos en un programa, se convirtieron en audiencia, entonces se rebasó lo laboral y adquirió un matiz distinto.” --En esta administración de Cremoux ¿el canal si funcionaba como un medio público? --Desde hace mucho tiempo el Canal 22 dejó de funcionar como un medio totalmente público. Me refiero a que en los últimos años no existió la disposición de crear un consejo consultivo, tal como se hizo en sus inicios. Lo que dio la idea de que nos acercábamos a un modelo de medio público era justamente que contaba con un consejo ciudadano que tenía cierta influencia para la toma de decisiones del canal. Años más tarde, agrega, se creó la figura del Defensor del Televidente, una de las más representativas de la autorregulación y que fue impulsada hasta los sexenios gobernados por el PAN. Ahora, “se pudo seguir por esa línea y no se hizo”, dice. Sosa Plata considera que, si bien el 22 es un canal cultural, con Cremoux no se dio cabida a otro tipo de temas de carácter social y político: “Es muy cómodo para algunas instituciones culturales no tratar ese tipo de temas porque no generan ninguna dificultad con el poder político o algún otro poder. El Canal 22 se distinguió en los últimos meses por eso”. Desde ayer se comenzó a manejar el nombre del periodista y escritor Ernesto Velázquez Briseño, actual director de TV UNAM, como el posible sucesor de Raúl Cremoux.

Comentarios