Otorgan a Pilar Rioja la medalla conmemorativa del FIC Maya

miércoles, 21 de octubre de 2015 · 21:45
MÉRIDA, Yuc. (apro).- Una noche de flamenco dio marco al homenaje que la bailadora Pilar Rioja (Torreón, 1932) recibió la noche de ayer por parte del Festival Internacional de la Cultura (FIC) Maya, en el Teatro Armando Manzanero de esta ciudad. Primero se presentó “Flamenco de hoy. Vivencia entre la pasión y el embrujo del flamenco”, en el Teatro Fantasio del Centro Histórico, espectáculo proveniente del Festival Internacional Cervantino que se desarrolla en Guanajuato, donde se hizo un viaje para dar cuenta de las raíces e influencias recientes que han enriquecido esta tradición española. El bailaor Antonio Molina El Choro impresionó al público, que aunque no llenó la sala, disfrutó de sus habilidades técnicas, acompañado por el cantante Jeromo Segura y el guitarrista flamenco Jesús Guerrero. Y actuó también, aunque no con la misma habilidad de El Choro, pero con el aplauso entregado de los espectadores, la bailaora Almudena Serrano. Interpretaron tangos, soleá, cantiñas, meneras, bulería de Cádiz, milongas, fandango de Huelva, copla de Bulerías y martinetes. Más tarde, en el teatro que lleva el nombre del compositor yucateco Manzanero, este sí lleno en su totalidad, se entregó la medalla conmemorativa del FIC Maya a una emocionada Pilar Rioja, que presenció dos bailes de las jóvenes alumnas del Centro Estatal de Bellas Artes, al que la bailadora coahuilense ha aportado parte de sus conocimientos de la danza española. Primero se proyectó un video en el que se recordó el inicio de sus estudios con Óscar Tarriba en la Ciudad de México, y posteriormente en España con Juan Sánchez El Estampio. Hacia 1960 comenzó a estudiar con José Domingo Samperio e incorporó a su danza el uso de las castañuelas de concierto. En pocos minutos se resumió en ese material videográfico parte de la vida y obra de la bailarina que contrajo matrimonio con el poeta español Luis Rius, y también ípula del famoso maestro y bailaor Manolo Vargas. Después de escuchar las palabras que le dedicó Jorge Esma, presidente ejecutivo del FIC Maya, y recibir de manos de él la medalla conmemorativa, Pilar Rioja sólo tomó el micrófono para expresar su agradecimiento por el homenaje y se retiró del teatro acompañada por todos los funcionarios que asistieron al acto. Ya no se quedaron a ver al Ballet de Cámara del Centro Estatal de Bellas Artes, con la coreografía “Winal Jun Ek’eh, los ciclos de la Luna”, que con ballet clásico y música con instrumentos antiguos, como flautas y percusiones, presentó una interpretación de la cosmogonía maya.  

Comentarios