Universidad de Texas abre el archivo personal de García Márquez

miércoles, 21 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Tras casi un año de trabajos de catalogación, la Universidad de Texas, en Austin, Estados Unidos, abrió hoy el archivo personal del Nobel colombiano Gabriel García Márquez, a la consulta pública con fines de investigación. Luego de la muerte del escritor, el 17 de abril de 2014, los materiales fueron comprados a su familia en noviembre pasado por un valor de 2.2 millones de dólares. “Con el archivo, Gabo entra en la historia”, dijo el director del centro Harry Ransom de la Universidad de Texas, Stephen Enniss. A través de un comunicado, añadió que “como uno de los personajes de sus novelas, entra a un lugar que está más allá del tiempo. Un archivo es algo atemporal y en los años que vengan el material coleccionado aquí dará a aquellos que tengan paciencia un mejor entendimiento del arte de García Márquez”. A partir de este miércoles, la Universidad de Texas puso a disposición de los interesados 78 cajas con documentos que contienen manuscritos --publicados e inéditos--, correspondencia, 43 álbumes de fotografías, guiones para películas y cuadernos, entre otros objetos personales del autor nacido el 6 de marzo de 1927. Entre las piezas más preciadas se encuentra el texto mecanografiado con tinta de carbón de Cien años de soledad que García Márquez entregó a la imprenta en 1966. También están las versiones mecanografiadas de En agosto nos vemos, su novela inédita. Incluso, están los manuscritos originales de El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en los tiempos del cólera (1985), El general en su laberinto (1989), Del amor y otros demonios (1994), Memoria de mis putas tristes (2004), Noticia de un secuestro (1996, reportaje)y Vivir para contarla (2002). Como parte del archivo también existen materiales que confirman la estrecha relación del escritor y periodista con el expresidente cubano Fidel Castro. Además, hay más de dos mil cartas que intercambió con el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y con otros escritores como Carlos Fuentes, Julio Cortázar, Graham Greene; así como su agente literaria y recién fallecida, Carmen Balcells. Otros tesoros incluidos en el archivo son los borradores del discurso que pronunció al recibir el Premio Nobel en la Academia Sueca el 8 de diciembre de 1982; así como máquinas de escribir y computadoras. Recientemente, el centro Ransom adquirió 48 cartas enviadas entre García Márquez y el también escritor colombiano Plinio Apuleyo Mendoza entre 1961 y 1971, en las que El Gabo habla de sus dificultades y éxitos al escribir. En el contexto de la apertura del archivo, la Universidad de Texas prepara el simposio “García Márquez: Vida y legado”, que se realizará del 28 y el 30 de octubre próximos. En él participará el hijo del Nobel, Rodrigo García; su biógrafo, Gerald Martín; el director de la Fundación “Gabriel García Márquez” para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Jaime Abello; así como los escritores Salman Rushdie, Elena Poniatowska y Piedad Bonet, entre otros. Mercedes Barcha, viuda de García Márquez, y sus hijos, decidieron vender el archivo personal del autor de Noticia de Secuestro a la Universidad de Texas, porque es la institución educativa con una mayor vocación latinoamericana en Estados Unidos. Además, resguarda archivos de escritores clásicos como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Ernest Hemingway, Virginia Wolf, James Joyce y William Faulkner. Este miércoles, el director del centro Harry Ransom de la Universidad de Texas, Stephen Enniss, aseguró: “La apertura del archivo no es el final de la historia, es el principio”.

Comentarios